Vigilancia policial para controlar las aglomeraciones de personas

Barcelona da marcha atrás y prohíbe tomar el sol en las playas para evitar que se junte demasiada gente.


Comentarios
{ }