Mourinho, contra la selección española