El Gran Hermano del espacio aéreo

Una gigantesca bola protege un radar que, desde lo más alto de la sierra de Barbanza, sigue los movimientos de cualquier aeronave que sobrevuele territorio español.


Comentarios