Una generación irrepetible

Ourense vivió un acto de recuerdo a la taberna de O Tucho y al grupo Volter que allí se reunió convirtiéndose en seña de identidad de la cultura de la ciudad