Tony Blair reconoce en un informe privado que da una imagen débil

Hace unos días, el primer ministro británico, Tony Blair, negó que este año se pueda considerar como su annus horribilis, tras los escándalos políticos, su descenso en popularidad y sus problemas familiares venteados por el mundo.