«Soy homosexual»

Es el primer cargo relevante de los «tories» que confiesa abiertamente su inclinación sexual: «Vivir escondido tras una máscara en el mundo de hoy no es la solución»

Michael Portillo se postula como salvador del Partido Conservador británico

Es partidario de cambios radicales y propone adoptar una postura más europeísta Michael Portillo se ofreció ayer como candidato idóneo para salvar de la «catástrofe» al Partido Conservador. Prometió cambios radicales en el partido y se mostró más favorable a dialogar con sus socios europeos. Por el momento es el único candidato a un cargo que quedó vacante el viernes pasado.

Tony Blair actualiza su salario en un 40% y pasa a cobrar 44 millones al año

La medida ha sido criticada por la oposición y los sindicatos Desde 1997, el primer ministro británico, Tony Blair, no tenía aumento salarial. Tras la victoria electoral la semana pasada ha puesto fin a esta autocongelación con cierta sensación de desquite. Una vez designados los cargos ministeriales, Tony Blair se subió el sueldo e hizo otro tanto con el de los ministros y viceministros del nuevo Gobierno laborista. Pero el incremento no ha sido lo que ha producido la lluvia de críticas de la oposición y los sindicatos, sino la cantidad, un 40%, lo que implica un sueldo anual de 44 millones de pesetas.

Toni Blair, camino de lograr una victoria histórica

Los laboristas podrían obtener 417 de los 659 escaños en juego Las proyecciones de los primeros resultados oficiales ofrecidos por la cadena de televisión británica BBC muestran una clara derrota de los conservadores. Según estos datos, los laboristas obtendrían 409 escaños, los conservadores 164, los liberal-demócratas 57 y 30 otros partidos.

El «Titanic» conservador se hunde

ELECCIONES EN REINO UNIDO Los «tories» han perdido terreno en toda la sociedad británica, incluida la clase media, su principal bastión En 1997, el desastre conservador en las urnas tuvo causas diversas: los constantes escándalos en el partido, la política europea y el deseo de cambio en el electorado después de 18 años de gobiernos «tories». Cuatro años después de la debacle, William Hague no ha atinado con las directrices y no ha sabido ganar terreno al Nuevo Laborismo. También esta vez los motivos son varios: Europa; la derechización del partido con la consiguiente cesión del centro político a los laboristas; un líder con escaso atractivo y una campaña electoral errática. Aunque sin decirlo, los conservadores son conscientes de la nueva derrota electoral que se les avecina.

Thatcher advierte que el triunfo de Blair supondrá la desaparición del Reino Unido

La ex-primera ministra cree que el país se encamina a una «dictadura democrática» La campaña electoral ha puesto en evidencia que el Partido Conservador británico no ha sabido evolucionar ni adaptarse a los tiempos. Todos los sondeos coinciden en que los laboristas ganarán por goleada. Quizá parte de la culpa la tenga Margaret Thatcher, que ha vuelto a la escena política enarbolando la bandera del conservadurismo más duro, lo que ha alejado a los votantes indecisos. Ayer, la ex-primera ministra volvió a anatematizar a los laboristas y advirtió que su triunfo supondría una «dictadura democrática y la posible extinción del Reino Unido como país».

Los laboristas británicos aumentan su ventaja a una semana de las elecciones

Los encuestados parecen haber castigado la obsesión antieuropeísta del partido conservador La situación se complica para el Partido Conservador británico. Desde que se inició la campaña electoral, que finalizará el próximo día 7 de junio, todas las encuestas de opinión han colocado al partido liderado por William Hague muy por detrás de los laboristas. El sondeo que la firma ICM, vinculada al partido «tory», publicó ayer, daba un margen de ventaja a los laboristas de 19 puntos. Si se mantienen estas diferencias el jueves, el partido conservador sufrirá la mayor derrota en las urnas en cien años.

Más de 500 jóvenes asiáticos se enfrentan a la policía inglesa durante siete horas

La localidad de Oldham vivió uno de los incidentes racistas más graves de los últimos tiempos en Gran Bretaña Inglaterra vivió en la noche del sábado uno de los peores disturbios raciales registrado en los últimos años en Gran Bretaña. Unos 500 jóvenes de origen asiático se enfrentaron a la policía durante más de siete horas en la ciudad de Oldham, con el resultado de 20 policías heridos y 17 detenidos. Los enfrentamientos no son nuevos en una ciudad en la que los habitantes de origen asiático serán pronto la mayoría. La tensión racial no podía llegar en un peor momento, cuando uno de los temas más conflictivos en la campaña electoral en la que está inmerso el país ha sido el trato que se está dispensando a los que llegan al país en busca de asilo.

Thatcher califica la política europeísta de Blair de «devastadora y repugnante»

Critica con dureza a EE UU por haber permitido que el español se convierta en la segunda lengua del país La ex-primera ministra británica, Margaret Thatcher, bajó ayer a la arena política en apoyo del líder conservador William Hague. Su reaparición fue doble: una entrevista en el diario ultraconsevador «Daily Mail» y su presencia en un mitin del partido «tory» en Plymouth. La «dama de hierro» acudía en auxilio de Hague, al que las encuestas sitúan en mal lugar, y empleó artillería pesada: un furibundo ataque a Europa y, de paso, al idioma castellano, que se ha convertido en el segundo idioma de Estados Unidos.