Pasión en Granada

Oro, oro, oro...

Nadie en el equipo español quiere hablar públicamente de oro, solo de ir paso a paso; en el imaginario colectivo de este equipo, el título es sin embargo una obsesión