O Ézaro se revitaliza

Desde que abrió la «férveda» y llegó la Vuelta a España, nada es igual en la desembocadura del Xallas. Los turistas no cesan, incluso para jugar al pádel