Un balón de playa hunde a Reina

El meta internacional de España se quedó estupefacto ante dos esféricos, el de cuero, que marchó a la red, y el de plástico, que flotó en su área pequeña.

Del Bosque, afectado por la «tormenta»

Cesc quiso regresar a la concentración una vez atendido el problema familiar, mientras Xavi se interesó por el revuelo montado a raíz de su marcha.