Nueva Clase X de Mercedes.Fernando Alonso, en Shanghái

A carreras con el camión

Se construyó en 1954 ante la necesidad de transportar en el menor tiempo posible un bólido averiado desde cualquier circuito europeo hasta la fábrica de Stuttgart y y devolverlo al mismo justo a tiempo para competir. Era un híbrido entre un deportivo y un camión.

Nueva Clase X de Mercedes.Fernando Alonso, en Shanghái

El coche al que ningún F1 adelanta

Mercedes no solo manda en las carreras del gran circo (con permiso de Vettel y su Ferrari), las flechas plateadas del «safety car» y el coche médico también son protagonistas cuando la competición se detiene por algún incidente.