Alonso convulsiona la F-1

Su marcha es vista por la prensa europea como un indicio del posible adiós de Renault y deja el futuro de Raikkonen en el aire