La causa romaní divide al país en dos

Las encuestas reflejan que apenas un 56% de los ciudadanos apoyan al Gobierno galo ante la amenaza de la Comisión Europea de expedientarlo por las deportaciones