Portugal se hermana con Grecia

Paro, incontinencia del gasto público y fuerte presión fiscal sobre el consumo y las rentas bajas hunden la economía lusa, que se acerca peligrosamente a la picota de la eurozona