El mercado de la desesperación

Las mafias de la inmigración entre África y Europa mueven unos 100 millones de euros al año y llegan a alquilar menores para facilitar el paso en las fronteras de Melilla y Ceuta