Arquitectos de sueños

Él heredó el oficio de su padre y, sin proponérselo, se lo transmitió a su hija; ahora disfrutan juntos ayudando a la gente a dar con el hogar perfecto

«En casa no frío ni un huevo»

Una estrella Michelin avala a un cambadés que descubrió tarde su vocación, pero que se ha hecho un nombre a base de sabor, coherencia y sentido común