Un sordo en la Super Bowl

«Nunca utilizo mi discapacidad como una excusa», asegura el running back de los Seahawks