Con la música en los genes

Mari Carmen Pazos se crió entre guitarras y canciones, y con el tiempo, sus dos hijas le siguieron los pasos; ahora, como ella, no pueden vivir sin cantar