Blanco sobre blanco en Compostela

A pesar del caos que reinó en la ciudad durante toda la mañana, las consecuencias fueron menores e imperó el espíritu festivo sobre el cabreo de quienes no pudieron llegar a sus destinos