CAMAS

CÉSAR CASAL GONZÁLEZ DE SOL A SOL

El protagonista de «Love Story», Ryan O''Neal, padece leucemia crónica

El actor sufre la misma enfermedad de la que moría su pareja en la popular película de 1970 «Love Story», el drama que en los años setenta arrancó lágrimas a los espectadores de medio mundo, puede entrar a formar parte de la larga nómina de «películas malditas» que existe en Hollywood. Y es que su protagonista, Ryan O''Neal padece leucemia, la misma enfermedad de la que moría su esposa en la ficción, el papel interpretado por Ali Mac Graw. A pesar de la gravedad de su situación, la vida del actor no corre peligro y ya está a tratamiento. O''Neal, de 60 años, acaba de rodar un filme junto a Al Pacino.

... y hubo Oscar para casi todos

LA GRAN NOCHE DEL CINE La Academia apostó por todos menos por Bardem. «Gladiator» triunfó por la mínima y sumó cinco estatuillas de doce posibles. «Traffic» logró cuatro de cinco, mientras que «Tigre y dragón» se llevó otros cuatro de diez nominaciones. El reparto fue un tanto extraño y la mejor película, «Gladiator», no coincidió con el mejor director, Steven Soderberg por «Traffic». Russel Crowe dejó a Bardem con la miel en los labios y Julia Roberts, muy nerviosa en su discurso, cumplió el pronóstico. El toque latino lo puso Benicio del Toro, mejor secundario. Marcia Gay Harden dio la sorpresa total como mejor secundaria. La gala fue rápida e insulsa.

La muerte del actor John Gielgud priva al teatro del que fue su mejor «Hamlet»

El intéprete británico murió a los 96 años tras una fructífera vida dedicada a los escenarios Nadie como él supo desentrañar y personificar el mundo «shakespeariano». Nadie como él interpretó sus obras con tanta fuerza y convicción. Ningún «Hamlet» le ha superado, ningún «Macbeth». Sir John Gielgud murió a los 96 años de edad como uno de los mejores actores clásicos que ha dado el Reino Unido, en la misma liga que Laurence Olivier, Ralph Richardson y Peggy Ashcroft, que formaron la generación de oro del teatro británico. El actor se mantuvo sobre el escenario hasta el final de su vida.