Un cuchillo de cocina, supuesta arma del asesinato de Ana Enjamio

Así ha sido el minuto a minuto de la cuarta jornada del juicio contra César Adrio en Vigo

;
Llegada de César Adrio, supuesto asesino de Ana Enjamio, a los juzgados de Vigo Hoy se celebra la cuarta jornada y es el turno de los peritos

Cuarta jornada del juicio por la muerte de la joven Ana Enjamio hoy en Vigo. César Adrio, el acusado de asestarle 32 cuchilladas, vio ayer cómo se desmontaba su coartada. Pese a que él había declarado que llegó a casa sobre las 5.30 horas tras la cena de Navidad de la empresa, su familia asegura que no lo hizo hasta las 7.00. Además, las cámaras revelan que tuvo una ventaja de 10 minutos para adelantar a la víctima y esperarla en su portal. Hoy es el turno de los perito que siguieron el caso, ocurrido en diciembre del 2016. 

Termina la cuarta jornada del juicio

El juicio por el crimen de Ana Enjamio termina su cuarta jornada. Se reanudará el martes  17 a las 11,30 horas con otro perito y el miércoles será el turno de las conclusiones. 

La rueda del coche de Ana tenía un corte hecho con un objeto igual de largo que el cuchillo que la mató

Concluye la cuarta sesión de la vista por el asesinato de Ana Enjamio tras la comparecencia de técnicos y peritos que testificaron sobre los dispositivos de comunicaciones usados por víctima y acusado, así como sobre la rueda del coche de Ana Enjamio que apareció con un corte tras su asesinato. El objeto punzante que se clavó en la rueda tendría, según el perito, una longitud mínima de 11 centímetros, la misma que los forenses indicaron fue clavada en en el corazón de Ana Enjamio y que le causaría la muerte.

Restos de ADN de César en los pantis de la víctima

El Instituto Nacional de Toxicología de Madrid concluye que en la manga de la levita que llevaba Ana Enjamio se encontraron restos de ADN de ella y el acusado. «Hay 86 octillones de veces de probabilidades que la muestras mezcladas sean de ambos que de otras personas». También determinaron presencia de adn de César Adrio en pantis de la víctima, sin poder saber su procedencia.

Seguimiento

El público sigue el juicio de Ana Enjamio. 

La sangre de Ana en el coche de César

Finalmente las investigadoras señalan que no se puede determinar si la mezcla de ADN de víctima y acusado se produjo en un único instante o en momentos sucesivos, es decir, si fue fruto de un forcejeo o de otras circunstancias. Respecto a la sangre de Ana detectada en el coche de él no pueden determinar su procedencia, si tenía a las heridas sufridas por la víctima o de otras jornadas, como alegó en su declaración Cesar Adrio aludiendo a relaciones sexuales mantenidas entre ambos en el vehículo.

Dos investigadoras del Laboratorio de ADN de la Policía Nacional en A Coruña, los siguientes testigos del día, concluyen que había sangre de la víctima junto a la radio del coche de César Adrio y también en el pulsador de la luneta térmica.

Un cuchillo de cocina, el posible arma homicida

La impresión de las expertas es que el arma podría haber sido un cuchillo de cocina.

Heridas en la boca para evitar que pidiera ayuda

Todas las lesiones que sufrió la víctima se las causaron en vida. 28 cortes y erosiones, las primeras para intimidar y mostrar voluntad de hacer daño, «las denominamos de amenaza y tanteo», dijeron las forenses aludiendo a una intención de disminuir la capacidad de defensa.

Entre las 28 heridas se incluyen 21 pinchazos de escasa profundidad causadas en los primeros momentos del ataque. En la boca y cuello de la víctima fueron detectadas evidencias de agresiones por presión para impedir que pidiese ayuda.

Falso intento de suicidio del acusado

Las médico forenses no encontraron verdadera intención de suicidarse en el acusado cuando lo analizaron tras ser alertada la Policía a los dos días del asesinato de un intento de acabar con su vida por parte de César Adrio. «No tenía cortes profundos ni sobre vasos sanguíneos importantes. No detectamos intención suicida real».

«El acusado muestra un discurso ordenado, sin alteraciones psiquiátricas. Es un perfil de poca resonancia afectiva, bastante frío y adaptado a las preguntas. Tiene bastante autocontrol», consideran las dos médicas forenses.

Heridas en los dedos de Adrio

Añaden a preguntas de la Fiscalía que las heridas en los dedos que presentaba César Adrio pueden ser compatibles con las de defensa que en manos y brazos le fueron causadas a Ana Enjamio durante el forcejeo que acabó con su vida.

Mezcla de perfiles genéticos ¿antes o después del crimen?

Las forenses no pueden descartar que la mezcla de perfiles genéticos de víctima y acusado se produjesen antes del ataque mortal que sufrió Ana Enjamio.

Directas al corazón

Unas seis cuchilladas fueron asestadas directamente al corazón y otras siete a la aorta. Las forenses consideran que una sola de las cuchilladas al corazón le podría haber causado la muerte.

El autor quiso «asegurarse el resultado de causar la muerte»

El relato de una de las forenses asevera que «con una sola cuchillada en el lado izquierdo del tórax ya le habría causado la muerte, incluso con asistencia médica inmediata. Al haber varias cuchilladas en esa zona indica que quería asegurarse el resultado de causar la muerte». El cuchillo tendría un máximo de 11 centímetros de largo

Arma homicida

El cuchillo empleado tenía una hoja de 2 centímetros de ancho.

La ropa de Ana Enjamio tenía perfiles genéticos de César Adrio

Es el turno de las dos médicos forenses que participaron en la investigación, pertenecientes al Instituto de Medicina Legal en Vigo. El informe del Instituto Nacional de Toxicología revelan que en la zona del pecho y parte de la ropa de Ana Enjamio se econtraron perfiles genéticos de la propia víctima y de César Adrio «con una elevadisisisima probabilidad estadística, no hay posibilidad de mayor porcentaje», revela una de las forenses. Según precisaron, aparecieron restos en la chaqueta, en su manga y en la zona del escote.

Público

Familiares, allegados y medios siguen el juicio por Ana Enjamio. 

Sangre desde un cuchillo

La Policía maneja la hipótesis de que gran parte de las gotas de sangre encontradas en el portal cayesen desde un cuchillo en el tramo recorrido desde el lugar del crimen hasta la puerta. «Hubo puñaladas donde apareció el cadáver». «La sangre del pomo era de la víctima», afirma una agente.

Manchas de sangre en el vehículo del acusado

Con una linterna de luz blanca, los agentes observaron manchas posiblemente de sangre en el coche del acusado, una a la izquierda de la radio del vehículo y una segunda junto al pulsador de la luneta térmica.

Uñas de Adrio «excesivamente cortas»

«Las uñas del acusado estaban excesivamente cortas, no se podían cortas más sin hacerse daño», declara el jefe de la Unidad de la Policía Científica en la época del crimen respecto a las muestras tomadas a Adrio tras la muerte de Ana Enjamio.

Análisis del portal

Los tres peritos de la Policía Científica fueron los que recogieron vestigios en los diferentes escenarios relacionados con el crimen. Comentan el vídeo que realizaron al acudir a la escena del crimen. Una de las inspectoras da cuenta de cortes en la manga izquierda de la chaqueta de la joven, sujetador, mama izquierda, correa del reloj y en la misma mano izquierda de la víctima interpretadas como heridas causadas en su defensa.

Los peritos tomaron muestras de cada una de las manchas de sangre por goteo encontradas desde la puerta del portal hasta el cadáver de la víctima. Veinte en total, incluyendo una mancha de sangre en el pomo de la puerta del portal hasta el charco sobre el que se encontró el cadáver.

La escena del crimen

Es el turno de tres policías que tomaron parte en la toma de huellas y pruebas en la escena del crimen. La sala advierte a la familia de Ana Enjamio de la dureza que puede entrañar para ellos algunas de las imágenes que se van a enseñar al jurado. Madre y hermano de la joven ingeniera abandonan la sala.

Adrio retiró el coche del taller el día de la cena y se lo llevó sin terminar de reparar

Comparece el propietario de un taller de chapa al que acudió César Adrio dos días antes de la muerte de Ana Enjamio. El vehículo fue retirado del taller el mismo día del suceso sin que se hubiese terminado la reparación porque le urgía. Tenía un fuerte golpe en su frontal. Era el Renault Megane coupé que el acusado utilizó el día de la cena de Navidad de la empresa de Adrio y Ana Enjamio.

Pruebas

El vídeo de la cámara de la gasolinera de la Avenida de Madrid, prueba clave. 

;
Cuarta jornada del juicio por el asesinato de Ana Enjamio El jurado visionó el vídeo que grabó un vehículo parecido al del acusado cerca del lugar del crimen

Vídeo del supuesto coche de César

La vista comienza con la proyección del vídeo tomado desde una gasolinera próxima a la casa de Ana Enjamio, en el que supuestamente se vería, según el análisis policial, un coche circulando similar al del acusado, César Adrio, a las 5.27 horas de la madrugada.

La escena del crimen

Hoy es la jornada destinada a la comparecencia de los forenses y distintos peritos que testificarán sobre las huellas y efectos encontrados en la escena donde apareció muerta la joven ingeniera. El arma del crimen nunca llegó a aparecer.

Arranca el juicio.

Indicios

En la jornada de ayer la situación se puso complicada para el acusado, La familia descartó su coartada, puesto que dijo que no llegar a casa hasta las 7.00. Además, se marchó corriendo después de que Ana y otros compañeros se fueran en coche y tuvo margen para llegar antes hasta el portal. Poco después del crimen, las cámaras vieron un coche parecido al de Cesar pasando por la avenida de Madrid. El móvil de Ana, desaparecido, emitió señal poco después desde una antena en esta zona, en la misma dirección que siguió el coche. 

Llegada a los juzgados

El acusado del crimen de Ana Enjamio, César Adrio, a su llegada hoy a los juzgados de Vigo. 

Foto: M.Moralejo

Votación
6 votos
Comentarios

Un cuchillo de cocina, supuesta arma del asesinato de Ana Enjamio