En directo: La CUP rechaza de forma definitiva apoyar la investidura de Artur Mas

La decisión de la formación aboca a Junts pel Sí a convocar nuevas elecciones en Cataluña si no propone otro candidato

;
La CUP no investirá a Artur Mas presidente de la Generalitat catalana Si Junts pel Sí no propone a otro candidato se frenaría la hoja de ruta independentista y habría nuevos comicios

Tardà: «Todo el mundo debería hacer lo que haga falta para evitar nuevas elecciones»

El diputado electo de ERC en el Congreso Joan Tardà ha afirmado que «por patriotismo, todos deberían hacer lo que haga falta para evitar nuevas elecciones» en Cataluña y ha lamentado la decisión de la CUP que, en su opinión, «no ha sabido encontrar la solución».

El también diputado electo de ERC Gabriel Rufián ha pedido en Twitter no rendirse: «Podemos entrar en debates fratricidas que nos dañaron tanto o podemos intentarlo hasta el final», y ha argumentado que «si no se rindieron tantos que nos preceden en circunstancias mucho peores, nosotros aún menos ahora».

Pedro Sánchez traslada su apoyo a Iceta

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha charlado con el secretario general de los socialistas catalanes, Miquel Iceta, y le ha trasladado «todo su apoyo» en caso de que se celebren nuevas elecciones autonómicas en Cataluña.

Fuentes socialistas han subrayado que el PSC tiene todo el apoyo de Ferraz y que una prueba de ello es que en caso de que se celebren elecciones, «Sánchez se volcará» en los comicios de la misma forma que hizo el 27-S.

Albert Rivera espera que Cataluña acabe con «la corrupción, los recortes y la división»

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, confía en que Cataluña pueda acabar con «la corrupción, los recortes y la división» ahora que la CUP ha rechazado investir a Artur Mas presidente,

«Visto el fracaso de los partidos separatistas, los catalanes tendremos la oportunidad de dar fin a la corrupción, los recortes y la división», ha dicho este domingo en su cuenta de Twitter.

Albiol ve las nuevas elecciones como una «oportunidad para la sensatez»

El líder del PP en el Parlament, Xavier García Albiol, ha afirmado que el rechazo de la CUP a investir a Artur Mas como presidente de la Generalitat debe afrontarse como la posibilidad de otras elecciones que sean «una buena oportunidad para recuperar el equilibrio, la sensatez y la responsabilidad».

En declaraciones al canal 3/24 recogidas por Europa Press, ha dicho que los comicios también serían una oportunidad para «dejar a un lado las divisiones y la confrontación».

Por eso, para él las elecciones no podrían verse como la segunda vuelta de ningún plebiscito sobre la independencia de Cataluña, y deberían afrontarse «para intentar que la sociedad catalana avance lo más unida posible».

Convergència no contempla un candidato alternativo a Artur Mas

Dirigentes de Convergència Democràtica de Catalunya han confirmado que no tienen otro candidato alternativo a Artur Mas para ser investido presidente de la Generalitat, así que ven altamente probable la celebración de elecciones anticipadas.

«No es cuestión de personas. Es lo que representa», han afirmado fuentes de CDC, que afrontan un escenario de elecciones en las que Mas sería de nuevo el cartel electoral, a no ser que este dé un paso atrás y ceda la investidura antes del 10 de enero a otro dirigente, como la vicepresidenta Neus Munté.

Inés Arrimadas: «Saldremos de esta todos juntos»

La líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, ha manifestado que, después de la negativa de la CUP a investir a Mas, hay que aprovechar el momento para superar el debate soberanista que divide a Cataluña.

«Ya hemos perdido suficiente tiempo, dinero y oportunidades en Cataluña con este debate que nos divide», ha dicho a través de su cuenta de Twitter. Y ha añadido: «Saldremos de esta todos juntos».

Andrea Levy pide que las nuevas elecciones no sean una segunda vuelta del plebiscito

La vicesecretaria de Estudios y Programas del PP, Andrea Levy, ha visto la posibilidad de unas nuevas elecciones en Cataluña como «un mal menor», pero ha pedido que estos comicios no se «interpreten como una segunda vuelta del plebiscito independentista» sino que, por el contrario, considera que habría que tomarlas como «una oportunidad para pasar página a la inestabilidad política» vivida en los últimos meses.

Societat Civil Catalana valora positivamente la negativa

La entidad Societat Civil Catalana ha valorado «positivamente» la negativa «definitiva» de la CUP a investir a Artur Mas como presidente de la Generalitat al entender que ahora se «acelera el fracaso de la hoja de ruta separatista de Junts pel Sí», según EFE.

En un comunicado, precisan, sin embargo, que se trata de «una satisfacción resignada por cuanto ir a unas elecciones autonómicas por cuarta vez en menos de seis años es intolerable para la estabilidad política y el buen gobierno».

La entidad contraria a la independencia de Cataluña espera que en la próxima campaña electoral, si finalmente se convocan comicios en marzo, el debate debería «centrarse en cómo afrontar de verdad los problemas sociales y económicos de los catalanes en lugar de volver a discutir sobre consultas o referéndums de secesión». Asimismo, SCC sostienen que Cataluña «necesita con urgencia pasar página de esta etapa estéril políticamente y dañina para la convivencia de los ciudadanos de Cataluña». 

Las elecciones podrían ser el 6 de marzo

El rechazo de la CUP a investir a Artur Mas como presidente de la Generalitat obliga al líder convergente a convocar, de forma «inmediata» y con fecha tope el 10 de enero, elecciones en Cataluña, que se celebrarían entre finales de febrero y el 6 de marzo, opción esta última que parece la más probable.

Lo único que podría evitar esta situación es que Junts pel Sí (CDC y ERC) decidiese de forma inesperada y rápida proponer a otro candidato que no sea Mas y que sí apoye la CUP, una cuestión que no parece probable puesto que hasta la fecha tanto ERC, como CDC, como los independientes que forman el grupo parlamentario de JxShan dicho por activa y por pasiva que su único candidato posible es Mas.

Junqueras tras el rechazo: «Nunca nos rendiremos. ¡Seguimos!»

El líder de ERC, Oriol Junqueras (JxSí), ha afirmado, tras el rechazo de la CUP a investir como presidente de la Generalitat a Artur Mas: «Nunca nos rendiremos. ¡Seguimos!». «Nunca nos cansaremos, nunca abandonaremos, nunca nos rendiremos», ha dicho este domingo a través de su cuenta de Twitter, según recoge Europa Press.

A estas palabras ha añadido: «No lo hemos hecho nunca. Y nunca lo haremos. ¡Seguimos!».

El fracaso de Artur Mas

Artur Mas ha fracasado en su intento de seguir al frente del proceso secesionista que él mismo impulsó en Cataluña: el apodado «mesías independentista» no logró el apoyo necesario para ponerse de nuevo al frente del Gobierno en un momento clave. El resultado de las elecciones catalanas del 27 de septiembre le dejaron en manos de la CUP, un partido independentista pero también anticapitalista, que más allá del deseo de secesión no comparte nada con la formación liberal de Mas.

Este domingo, la CUP dijo «no» a su investidura y ha forzado a la celebración de unas nuevas elecciones en Cataluña. El futuro de Mas se torna negro y el proceso secesionista queda paralizado.

Tras tres meses de negociaciones, el actual jefe del Ejecutivo en funciones no podrá revalidar su cargo a pesar de que su coalición -Junts pel Sí- fue la fuerza más votada, sin mayoría absoluta, en los comicios que él mismo convirtió en un plebiscito separatista.

Al frente de su partido, Convergència, Mas aplicó recortes frente a la crisis económica que le valieron de hecho el sobrenombre de «Artur Manostijeras». Fue la principal causa de rechazo de la CUP junto a los escándalos de corrupción en su partido.

Recuerda que JXSí aún puede plantear otra alternativa

La diputada de la CUP en el Parlament Gabriela Serra ha advertido este domingo de que JxSí aún tiene unos días para plantearles un nombre alternativo a Artur Mas para presidir la Generalitat: «Quien quiera mover pieza aún tiene días. No está convocado nada».

En rueda de prensa tras la reunión de la CUP que ha decidido no investir a Artur Mas presidente de la Generalitat, ha recordado así implícitamente de que el límite legal para una investidura expira al final de esta semana -tras la cual habría que convocar nuevas elecciones-, y ha insistido: «Esperemos que ahora empiece a mover pieza quien no la ha movido».

Ha reivindicado que el proceso soberanista no empezó el 27S ni se acaba con la reunión de la CUP de este domingo, y el proceso «continuará con o sin investidura de Mas».

La CUP espera que JxSí «mueva ficha»

La CUP ha decidido que sus diez diputados se abstendrán si hay un nuevo debate de investidura con Artur Mas como candidato a la presidencia de la Generalitat, aunque ha pedido a Junts pel Sí (JxS) que «mueva ficha», es decir, que proponga otro candidato, según EFE.

En una rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo Político de la CUP y de su Grupo de Acción Parlamentaria (GAP), realizada en el centro cívico Pere Quart de Barcelona, el secretariado nacional ha confirmado que el 'no' a Mas se ha impuesto al 'sí' por 36 votos a 30, con una abstención, y que los diez parlamentarios de esta formación se abstendrán si hay otra sesión de investidura en la cámara catalana con Mas como candidato. 

La difícil situación de Artur Mas

La situación para Artur Mas queda muy complicada para poder volver a presentarse a las elecciones que se celebrarán en primavera. Su partido está en una situación muy delicada, castigado por la corrupción y se enfrenta a un congreso refundacional, del que tendría que salir el líder de los próximos años. Las elecciones cogerían a Convergència en claro retroceso -hoy tiene la mitad de diputados que hace tres años- y a Esquerra y Podemos como marcas al alza y flirteando un posible tripartito de izquierdas con la CUP.

Rabell (CatSíQueEsPot) dice que la CUP «ha mantenido la palabra»

El líder de CatSíQueEsPot en el Parlament, Lluís Rabell, ha defendido este domingo un referéndum sobre Catalunya y ha constatado que «la CUP ha mantenido la palabra dada» de no investir a Artur Mas presidente de la Generalitat.

En dos mensajes de Twitter, también ha reivindicado formar una mayoría de progreso que haga posible «rescate ciudadano, proceso constituyente y referéndum». Ha añadido que quien quiera alcanzar la independencia de Cataluña debe aliarse con «fuerzas partidarias de la justicia social y el derecho a dedidir. No hay atajos».

La ANC pide «perdón» por pedir el voto a cualquier partido soberanista

El presidente de la ANC, Jordi Sànchez, ha pedido «perdón» este domingo por pedir el voto desde la entidad soberanista a cualquier opción independentista en las elecciones del 27S, después de que la CUP haya rechazado investir a Artur Mas como presidente de la Generalitat y abocar a Cataluña a unas nuevas elecciones según recoge Europa Press.

Lo ha manifestado en su cuenta personal en Twitter, donde ha expresado: «A todos los que confiaron en la ANC cuando pedimos el voto a cualquier opción independentista el #27S y hoy os sentís engañados, os pido perdón».

En un mensaje posterior en la misma red social, Sànchez ha afirmado que ahora se debe «rehacer» la voluntad de los catalanes, y ha confiado en que todo lo que se ha hecho desde la entidad desde los últimos años no se pierda, y en que se construya un nuevo proyecto de unidad.

Forcadell, sorprendida por el rechazo de la CUP

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, se ha mostrado sorprendida por que finalmente la CUP haya rechazado investir a Artur Mas presidente de la Generalitat: «Me equivoqué y mucho». «Siempre he pensado que al final la CUP ayudaría a hacer realidad el mandato democrático del 27S. No ha sido así», ha añadido en un mensaje colgado en su cuenta de Twitter.

¿Cambio de candidato?

Ahora se abren varios interrogantes: el primero, si habrá pleno de investidura, ya que JxSí -con mayoría en la Mesa del Parlament- podría decidir directamente no convocarlo, a sabiendas de que no obtendrá el apoyo necesario, según Europa Press.

El segundo movimiento posible es que JxSí acceda a relevar a Mas como candidato para que la CUP reconsidere su posición, pero esto se presenta como algo prácticamente imposible ya que la coalición de Artur Mas ha afirmado en varios ocasiones que esta era una cuestión innegociable.

Si aun así hubiera un cambio de candidato, este tendría que producirse en cuestión de 24-48 horas, ya que los plazos para investirlo son cada vez más cortos, porque la ley fija el 10 de enero como límite para que haya una investidura.

También está por ver cuál es el futuro de la CUP como formación política, ya que está integrada por varios movimientos y corrientes que han mostrado abiertamente divididos en todo el proceso interno de debate sobre si se tenía que investir a Artur Mas o no.

Cinco horas reunidos y una fuerte división interna en la CUP

La reunión de los anticapitalistas ha durado cinco horas, y, tras constatarse que no había una salida de consenso que pudiera satisfacer a todos los sectores de la CUP, finalmente se ha celebrado una votación ajustada en la que se impuesto el 'no' a Mas.

La organización ha hecho un esfuerzo para lograr una propuesta de consenso y se han llegado a debatir hasta seis escenarios diferentes buscando uno que aunara a todos las sensibilidades, pero finalmente se ha tenido que llegar a una votación ante la falta de una opción que diera satisfacción a todos.

36 votos a favor de no investir, 30 en contra y 1 abstención

El Consell Polític y el Grup d'Acció Parlamentària (GAP) de la CUP han aprobado este domingo rechazar la investidura de Artur Mas como próximo presidente de la Generalitat, una decisión que aboca Cataluña a tener que celebrar elecciones autonómicas en primavera: la opción de no investir a Mas que se ha impuesto ha tenido 36 votos a favor, 30 en contra y 1 abstención.

Fuentes de la formación consultadas por Europa Press han explicado que este ha sido el desenlace de la reunión de estos dos órganos del partido anticapitalista, los encargados de deshacer el empate de hace una semana en la Assemblea Nacional, donde 1.515 personas votaron 'no' a investir a Mas y 1.515 'sí'.

El resto de grupos del Parlament ya han avisado a la coalición de Artur Mas (JxSí) de que no tienen ninguna intención de negociar su investidura si la CUP le rechaza, motivo por el cual el Parlament quedará disuelto el 10 de enero con toda probabilidad, y habrá elecciones entre 40 y 60 días después.

Las elecciones podrían ser en marzo

El Consejo Político de la CUP ha decidido que finalmente no dará su apoyo a la investidura de Artur Mas como presidente de la Generalitat, lo que precipitará elecciones anticipadas en Cataluña para marzo en una decisión que frena el proceso independentista a la espera de nuevos comicios, según EFE.

La CUP rechaza investir a Artur Mas

De forma definitiva, la CUP rechaza apoyar la investidura de Artur Mas y aboca a convocar nuevas elecciones en Cataluña. 

Una jornada decisiva para Cataluña

La CUP inició pasadas las 10.00 horas la reunión del Consejo Político y de su Grupo de Acción Parlamentaria (GAP), que se celebra en el centro cívico Pere Quart de Barcelona y en la que participan 68 personas con derecho a voz y voto, informa EFE.

Estas 68 personas son los 57 miembros del Consejo Político, que representan a las organizaciones territoriales de la CUP, más los 11 portavoces de las formaciones agrupadas bajo el 'paraguas' de Crida Constituent con las que concurrió a las elecciones del 27S.

A esta reunión del Consejo Político de la CUP asisten, asimismo, con voz pero sin voto, los 10 diputados en el Parlament y los 15 miembros del secretariado nacional, por lo que en total son 93 personas las que finalmente debaten si esta formación independentista de la izquierda antisistema acepta el acuerdo negociado con Junts pel Sí (JxSí) en los tres últimos meses. 

CUP vota por segunda vez tras un empate

El Consejo Político de la CUP aborda en estos momentos una segunda votación sobre la investidura de Artur Mas como presidente de la Generalitat de Cataluña, después de una primera votación que se ha saldado en empate, según fuentes de la formación antisistema que recoge EFE.

«Mas quedará igualmente tocado»

El líder de En Comú Podem (Podemos e ICV), Xavier Domènech, ha afirmado hoy que un aval de la CUP a Artur Mas para ser investido presidente de la Generalitat comportaría una legislatura muy precaria, en la que Mas quedaría igualmente «tocado».

Xavier Domènech, cabeza de lista de En Comú Podem
Xavier Domènech, cabeza de lista de En Comú Podem

«Si se inviste a Mas, yo no creo que todo se solucione milagrosamente, sino que vamos a una prolongación de la situación que hemos vivido hasta ahora», ha explicado Domènech a Rac1.

A su juicio, en los últimos meses han aflorado todas las contradicciones que parecía que no había, por lo que «la figura de Artur Mas ha quedado muy tocada». «Creo que todo este debate es muy forzado y que lleva problemas a la misma hoja de ruta que se dibujó. Sorprende que se hiciera aquella declaración sin tener previsto el día después», ha apuntado Domènech, en alusión a la resolución rupturista aprobada en el Parlament por Junts pel Sí y la CUP, anulada posteriormente por el Tribunal Constitucional.

Según Domènech, «la CUP está asumiendo las tensiones internas de todo el proceso y una cosa preocupante es que esto llevara a la ruptura de la CUP».

Favorecer el consenso

Según fuentes de la CUP, las cuatro propuestas alternativas tienen como finalidad favorecer el consenso dentro de la formación, muy dividida ahora entre quienes son partidarios de investir a Artur Mas para dar continuidad a la legislatura y al proceso independentista o los que están en contra y prefieren unas elecciones en el mes de marzo.

Estas propuestas de las asambleas territoriales, de las que no ha trascendido su contenido concreto, buscarían compensar un posible apoyo a la investidura de Mas con un refuerzo del plan de choque social que propone Junts pel Sí (CDC y ERC).

El Consejo Político valora ahora mismo si acepta las cuatro propuestas de las territoriales y las suma a la dos principales ya decididas previamente o, por el contrario, las rechaza.

Arranca la decisiva reunión

El Consejo Político de la CUP ha iniciado pasadas las 10 una reunión en la que debe decidir si los diputados de esta formación apoyan la investidura de Artur Mas como presidente de la Generalitat, o por el contrario, la rechazan y con ello precipitan para marzo un adelanto electoral en Cataluña.

La reunión del Consejo Político de la CUP, y de su Grupo de Acción Parlamentaria (GAP), se celebra en el centro cívico Pere Quart de Barcelona y en ella participan 68 personas con derecho a voz y voto.

Estas 68 personas son los 57 miembros del Consejo Político, que representan a las organizaciones territoriales de la CUP, más los 11 portavoces de las formaciones agrupadas bajo el 'paraguas' de Crida Constituent con las que concurrió a las elecciones del 27S.

A esta reunión del Consejo Político de la CUP asisten, asimismo, con voz pero sin voto, los 10 diputados en el Parlament y los 15 miembros del secretariado nacional, por lo que en total son 93 personas las que finalmente debaten si esta formación independentista de la izquierda antisistema acepta el acuerdo negociado con Junts pel Sí (JxSí) en los tres últimos meses.

División ante una reunión decisiva

Los miembros del consejo político de la CUP tienen en sus manos la posibilidad de poner en marcha la legislatura que el secesionismo espera concluir dentro de 18 meses con la proclamación de la independencia o paralizar el proceso y que la ciudadanía vuelva a tomar la palabra en unas elecciones en marzo. Y llegan a la decisiva reunión de hoy al borde del cisma y tan divididos como hace una semana.

Reunión territorial de la CUP, precias al Consejo Político
Reunión territorial de la CUP, precias al Consejo Político

Aunque no hay datos oficiales, los pocos que se conocen de las trece asambleas territoriales celebradas ayer muestran una ligera ventaja de los partidarios del no a Artur Mas, una diferencia muy amplia en el caso de Barcelona (80 % en contra de la investidura), ligera en Tarragona y el Penedés (60 %) e igualdad máxima en el resto. Además, cada asamblea local tiene distinta representación en el consejo.

Días reservados para las dos opciones

Si la CUP decide apoyar a Artur Mas, el Parlament ha decidido reservar los días 4, 5 y 7 de enero para celebrar el pleno de investidura y, si la CUP lo rechaza, el Parlament se disolverá automáticamente el 10 de enero y se deberán convocar de nuevo elecciones.

JxSí tiene asumido que, si los anticapitalistas se oponen a la investidura de Mas, no hay tiempo suficiente para buscar otro aliado antes del 10, ya que el resto de partidos del hemiciclo ya han pedido que no se cuente con ellos.

Si hay que convocar nuevas elecciones serían las cuartas autonómicas desde el 2010, y también supondría un fuerte revés para el proceso soberanista, que ya vio en las elecciones generales como disminuía el apoyo a los partidos independentistas.

Arranca un Consejo Político decisivo

En la reunión que arranca a partir de las 10.00 ganará la opción que obtenga la mayoría absoluta en un máximo de tres rondas, y la formación ha prometido que encontrará el mecanismo para dar una respuesta aunque se repita el empate que se vivió en la asamblea nacional de hace una semana -1.515 votos a favor de Mas y 1.515 en contra-.

Los militantes de la CUP han celebrado 155 asambleas locales y 13 territoriales para debatir la cuestión y para hacer llegar sus opiniones para que sean tenidas en cuenta en el Consell Polític, donde no tendrán voto los 10 diputados del Parlament.

Los 68 miembros del Consell Polític de la CUP y del Grup d'Acció Parlamentària (GAP) deciden este domingo en el centro cívico Joan Oliver Pere Quart de Barcelona si apuestan por investir a Artur Mas presidente de la Generalitat o, por el contrario, lo rechazan, lo que abocaría Cataluña a una nuevas elecciones en primavera.Estos dos órganos de la formación anticapitalista deberán decidir entre dos escenarios en un pleno de investidura del Parlament: si dan dos votos y 8 abstenciones a Mas para ser investido o si, por lo contrario, le dan cinco votos a favor y cinco en contra -o diez abstenciones-, lo que a la práctica supondría rechazarle.
Votación
27 votos
Comentarios

En directo: La CUP rechaza de forma definitiva apoyar la investidura de Artur Mas