Las ganancias de un Rías revuelto

DEPORTES

M. Moralejo

Manuel Fernández vence en su segunda carrera después de un apasionante duelo con Jorge Pérez y con todos los favoritos fuera de combate

14 may 2018 . Actualizado a las 00:02 h.

Había muchas ganas de ralis en Vigo y el decano Recalvi Rías Baixas, en su regreso al Campeonato Gallego de asfalto después de veintidós años, brindaba el espectáculo en bandeja de plata. La intensidad fue tal que se trasladó a la carretera y todos los favoritos fueron quedando fuera de combate, dejando la lucha por la primera plaza a los pilotos de la Pirelli Castrol Top Ten A. La igualdad fue máxima y, finalmente, fue Manuel Fernández el que pescó en río revuelto.

El piloto de Salceda, de T. Martínez Racing, a bordo de su Renault Clio N5 copilotado por Álex Cid (que acompaña a Iago Gabeiras en el Campeonato de España) supo resistir los ataques de un Jorge Pérez Oliveira (al volante de un Renault Clio R3 Evo Maxi junto a Juan Gándara) que también cuajó una excelente actuación y se quedó a 6 segundos. Completó el podio Celestino Iglesias Cores (Ford Fiesta N5) ya a 46 segundos. Manuel Fernández logró su primera victoria en los ralis en su segunda carrera. Había debutado el año pasado en el Sur do Condado firmando la quinta plaza en la general.

La segunda jornada del Recalvi Rías Baixas arrancó tumbando al piloto que había causado sensación en la primera especial del viernes. Iago Caamaño, que salía como primer líder con casi cuatro segundos sobre Víctor Senra, rompía una llanta en la primera pasada de Mondariz y se dejaba casi siete minutos en el contratiempo. Víctor Senra aprovechaba para sacar tajada, con Alberto Meira a su estela y un Manuel Fernández que ya se mostraba, pero a cuarenta segundos del líder. Sin embargo, tras la meta de ese primer capítulo del día, Meira sufría un accidente, acababa en el fondo de un terraplén y decía adiós.