Raya frita

Este pescado gelatinoso, que normalmente se prepara en caldeirada, tiene en su versión frita una alternativa para salir del clásico más manido en Galicia

Raciones2

Hay ciertos pescados que, cuando se nombran, aparece por la cabeza de un gallego la palabra caldeirada. Uno de ellos es la raya, ese pecado gelatinoso de la familia de los tiburones que tiene cartílagos en vez de espinas, lo cual hace que se pueda comer de manera más fácil y segura que otras especies.

Ya solo dándole una cocción en agua con un poco de cebolla, laurel, ajo, pimienta negra y perejil en la qu hemos hervido unas patatas, el resultado es espectacular si le añadimos un poco de ajada por encima. Pero como a nosotros nos gusta rizar el rizo la hemos preparado frita. Tenéis más combinaciones tan suculentas como curiosas en nuestro blog: La cocina es vida.

Ingredientes
2 alas de raya medianas
Harina de trigo
Aceite de oliva virgen extra
Creme fraîche o nata agria
Media cebolleta
Una cucharada de alcaparras
Zumo de medio limón
Perejil
Sal
Instrucciones
  1. Limpiamos bien la raya debajo del grifo, secamos bien y salamos. Enharinamos las alas de raya bien por todos los lados. Yo las meto en una bolsa con harina, la cierro bien y la agito hasta que las piezas están bien cubiertas.

  2. Ahora ponemos aceite en una sartén y freímos la raya a temperatura media volteándola con frecuencia para que se vaya tostando de manera uniforme durante cinco minutos.

  3. Para la salsa, mezclamos la creme fraîche con la cebolleta muy picada, las alcaparras bien escurridas y el zumo de limón.

Autor Marco Soriano de Tejada y Ana Prieto Esta pareja coruñesa de «foodies», creadores del blog www.lacocinaesvida.com muestra en sus posts su manera de entender el mundo de la gastronomía y su defensa a ultranza de la cocina atlántica y el producto local. Ganadores del premio por Canal Cocina Blogueros Cocineros en su última edición y Embajadores de la Cebolla Chata de Miño
Votación
15 votos
Comentarios

Raya frita