Canelones de marisco con bechamel de coco

Una manera diferente de disfrutar de un plato que, en cualquier versión, es un manjar propio del cielo

Raciones4

Se trata de unos sencillos canelones de marisco con bechamel con leche de coco, y para la cual escogimos como maridaje un albariño espumoso de las Rías Baixas. Este plato es una reinterpretación con sabor muy gallego de este tradicional plato de pasta. 

La receta es perfecta para tenerla a mano si lo que buscamos es sorprender a unos exigentes invitados. Es perfecta para Navidad pero también para una noche elegante de verano.

Ingredientes
12 láminas de canelones, mejor de pasta fresca
600 gr de carne de marisco
1 cebolla mediana
1 pimiento rojo
2 huevos cocidos
2 cucharadas de harina
200 ml de leche de coco
Un poco de ron
Aceite de oliva
Rúcula
Granos de granada
Queso curado gallego rallado
Caldo de marisco o verduras
Instrucciones
  1. Empezamos preparando las láminas de los canelones metiéndolas en agua con sal y, una vez que estén cocidas, las extendemos sobre un paño de cocina encima de la encimera. Reservamos.

  2. Ponemos una sartén al fuego con un poco de aceite y añadimos la cebolla y el pimiento rojo bien picados; dejamos que se pochen bien. Añadimos un poco de ron y dejamos que se evapore el alcohol. Añadimos el huevo muy picado y molemos un poco de pimienta.

  3. Añadimos la carne del marisco limpio y añadimos una cucharada de harina y un poco de caldo de verduras; entonces removemos bien unos quince minutos hasta obtener una crema. Reservamos el relleno.

  4. Ahora preparamos la especie de bechamel poniendo un poco de aceite de oliva en un cazo y el resto de la harina con un poco de sal. Dejamos que la harina se tueste un poco y añadimos la leche de coco y removemos hasta que se vaya espesando. 

  5. Rellenamos nuestros canelones, que vamos poniendo en una bandeja de horno y cubrimos con la crema anterior. Rallamos un poco de queso por encima.

  6. Metemos al horno a 180ºC hasta que veamos el queso fundido y dorado

  7. Retiramos del horno y acabamos emplatando y poniendo un poco de rúcula por encima y unos granos de granada. Servir caliente

Votación
3 votos
Comentarios

Canelones de marisco con bechamel de coco