Boquerones fritos en vinagre

Popular, sencilla y jugosa, esta receta con sabor a mar se convertirá en tu aperitivo preferido este verano

Raciones2 personas

Si a esta receta le quitáramos lo de fritos, estaríamos hablando de una de las tapas más sencillas y populares para acompañar una cerveza.

En La Cocina es Vida se quedan sorprendidos con la cantidad de caminos que puede seguir un boquerón ya que, aparte de acabar en vinagre, se puede hacer Tartar de boquerones. También puede convertirse en una exquisita anchoa; un boquerón frito estilo malagueño; relleno como la siciliana Sarde a Beccaficio; en escabeche o frito en vinagre, como nos ocupa ahora.

En realidad, podríamos hablar de un boquerón a la Donostiarra, pues su elaboración es muy similar, ya que cogemos un poco de aceite de fritura, le ponemos un poco de ajo laminado y, antes de que comiencen a dorar, cortamos la fritura con vinagre de Jerez. El resultado es espectacular.

En La Cocina es Vida hay veces que los cogen fritos en lata, elaborados por la conservera La Farola de Tarifa y le ponen un poco de vinagre. Pero el resultado, a pesar de estar muy bien, es distinto. Por cierto, los de Tarifa hacen una mezcla de harina de garbanzo (60%) y de arroz (40%). La Cocina es Vida lo hace en esta ocasión con harina de trigo, pero están abiertos a probar con la mezcla de harinas ya que seguro que mejorarán el resultado.

Ingredientes
12 boquerones hermosos sin cabeza ni tripa
Harina de trigo
2 dientes de ajo
Dos cucharadas de vinagre
Sal
Instrucciones
  1. En primer lugar, limpiamos bien los boquerones bajo un chorro de agua, los secamos y los salamos. Ponemos en una sartén aceite suficiente como para que al freírlos los cubra.

  2. Ahora ya sólo queda enharinarlos. Para ello en La Cocina es Vida suelen ponerlos en una bolsa amplia junto con dos o tres cucharadas de harina, cierran la bolsa y agitan hasta que hayan quedado todos bien rebozados.

  3. Se fríen en aceite muy caliente durante un par de minutos aproximadamente, hasta que comiencen a dorarse y se retiran a una fuente o bandeja.

  4. Terminamos calentando en una pequeña sartén o cazo cuatro cucharadas del aceite de fritura y ponemos los dientes de ajo laminados. Sin que tomen color, ponemos un par de cucharadas de vinagre de Jerez, fuera del fuego. ¡Ojo que salpica!

  5. Para la presentación, colocamos los boquerones en una fuente y vertemos por encima la especie de vinagreta que hemos hecho. No sabemos si se llaman A la Donostiarra, a la Bilbaína o a lo que sea, pero siempre que La Cocina es Vida se escapa al sur, a la costa del Esttrecho, alguna ración con una cervecita, cae. Por cierto, no os preocupéis si se enfrían, pues creemos que están aún más ricos.

Autor Marco Soriano y Ana Prieto Esta pareja coruñesa de «foodies», creadores del blog lacocinaesvida.com muestra en sus posts su manera de entender el mundo de la gastronomía y su defensa a ultranza de la cocina atlántica y el producto local.
Votación
20 votos
Comentarios

Boquerones fritos en vinagre