Costilla de ternera gallega en adobo

De la mano de IGP Ternera Gallega y Vegalsa-Eroski preparamos este plato perfecto para el verano con una carne bien tierna y cargada de nutrientes

Raciones4

Ahora que llega el verano unas costillas de ternera entran que da gusto, sobre todo si llevan (como es el caso), un buen adobo. De la mano de la IXP Ternera Gallega te invitamos a preparar un sabroso costillar que resuelve cualquier comida del fin de semana y que podemos redondear con una ensalada fresca de guarnición o unas patatas gajo embadurnadas en el adobo que sobre del que hemos utilizado para la carne.

Ingredientes
1,5 kg centro de costillar de ternera gallega con hueso
0,3 l. de aceite oliva virgen extra
0,1 l. de vino blanco DO ribeiro
2 dientes de ajo picados fino
40 gr. de pimentón dulce
5 gr. de orégano seco
5 gr. tomillo seco
1 hoja de laurel
Pimienta negra recién molida al gusto
Instrucciones
  1. Cortar las costillas individuales a lo largo del sentido del hueso

  2. Elaborar el adobo mezclando bien todos los ingredientes y verter sobre la carne mezclando bien, asegurándose de que todas las piezas quedan embadurnadas

  3. Dejar macerar en nevera al menos 24 horas (aunque lo recomendable son 48 horas)

  4. Sacar las costillas de la nevera al menos una hora antes de cocinarlas. Escurrirlas del adobo y disponerlas sobre una rejilla de horno

  5. A su vez disponer la rejilla sobre una placa de asar con un poco de agua en el fondo. Meter en horno precalentado a 190-200ºC durante aproximadamente 40 minutos, hasta observar que la carne se va contrayendo y desprendiendo del hueso

  6. Debe quedar cocinada pero jugosa. Pintar de nuevo las costillas con el adobo restante y hornear 10 minutos más

Votación
4 votos
Comentarios

Costilla de ternera gallega en adobo