Guiso de caballa con toque marroquí

Los clásicos pueden optar por elaborarlo al horno o en escabeche, pero el ras el hanout le da un toque intenso que va perfecto con lo untuosidad de este pescado

Raciones4

La caballa, el verdel, la xarda (como la conocemos en Galicia) es un pescado azul de temporada que se puede encontrar a precios más que asequibles. Y, aún así, es un producto que sigue pasando desapercibido en el mercado. Considerado el hermano pobre del atún, su intensidad de sabor y el toque graso que lo hace untuoso en boca, nos harán replantearnos si la xarda debe tener tan escasa presencia en nuestra mesa. Este pescado, rico en ácidos omega 3, contribuye a disminuir los niveles de colesterol y de triglicéridos en sangre; igual que ayuda a mantener nuestra salud cardiovascular.

De la mano de La cocina es vida proponemos una alternativa un tanto diferente a las habituales preparaciones que solemos ver con este tipo de pescados. Perfecto para hacerse al horno o en escabeche, le damos una vuelta de tuerca con un toque marroquí. Aprovechando la intensidad del ras el hanout conseguiremos un plato sabroso y distinto que, sin embargo, nos traerá recuerdos de un rico marmitako. 

Ingredientes
4 lomos de caballa
1 cebolleta
2 dientes de ajo
1 cucharada de tomate concentrado
1 cucharada de jengibre rallado
1 cucharada de ras el hanout
1 cucharada de cúrcuma
2 hojas de laurel
Caldo de pescado
Menta
3 patatas hermosas
Sal
Aceite de oliva virgen extra
Instrucciones
  1. Para desespinar bien este pescado lo mejor es cubrir los lomos de caballa con sal gorda durante media hora, de este modo posteriormente podremos quitarles las espinas de la forma más escrupulos

  2. Para el guiso, en una cazuela pochamos la cebolla picada con un poco de aceite a fuego lento, junto con el ajo también muy pequeñito, las hojas de laurel y el jengibre

  3. A continuación, añadimos el concentrado de tomate, el ras el hanout y la cúrcuma, subimos el fuego le damos un par de vueltas y añadimos las patatas chascadas y el caldo de pescado suficiente para que las cubra

  4. Rectificamos de sal y dejamos cocer hasta que las patatas estén hechas

  5. Mientras tanto, aprovechamos para cortar los lomos de caballa en trocitos y los marcamos en la plancha por el lado de la piel. 

  6. Ya solo nos queda ponerlos en la cazuela con la piel hacia arriba y mantenerlos unos tres minutos para que se terminen de hacer

Autor Marco Soriano y Ana Prieto Esta pareja coruñesa de «foodies», creadores del blog lacocinaesvida.com muestra en sus posts su manera de entender el mundo de la gastronomía y su defensa a ultranza de la cocina atlántica y el producto local.
Votación
46 votos
Comentarios

Guiso de caballa con toque marroquí