Ensalada templada de Cabrales y calabaza

Tumbamos una vez más el mito que dice que estas elaboraciones son solo para la época estival. Con productos de temporada y más consistentes conseguimos una ensalada deliciosa y apta para días en los que el tiempo es de lo más hostil

Raciones2

Una vez más vamos a tumbar el mito de que las ensaladas son para el verano. Incluso en estos días húmedos y oscuros se puede recurrir perfectamente a esta elaboración; entre otras cosas porque el queso de Cabrales le aporta una consistencia y contundencia que quizás sea más apropiada para el invierno que para otros momentos del año. Vamos a ello:

Ingredientes
8 rodajas de calabaza hermosas
6 chalotas pequeñas
Un puñado de nueces peladas
Hojas achicoria (o ensalada mézclum)
Una pera
Tomillo fresco
100 g de queso de Cabrales 
Un par de cucharadas de miel
25 ml de vinagre de manzana
25 ml de aceite de Oliva extra virgen
Instrucciones
  1. En primer lugar decir que las cantidades son orientativas y en función de que os guste más un ingrediente u otro las podréis modificar. Comenzamos horneando la calabaza sin pipas ni corteza junto con las chalotas sin pelar

  2. Las rociamos con un poco de aceite y las ponemos en el horno previamente precalentado a 220º C durante 15-20 minutos, hasta que comiencen a tostarse

  3. Es importante poner la calabaza por un lado y las chalotas por otro, para posteriormente pelar estas últimas con facilidad. Cuando estén listas, retiramos del horno y reservamos manteniéndolas templadas

  4. Mientras tanto mezclamos en un botecito pequeño miel, aceite y vinagre en proporciones iguales y agitamos

  5. Pelamos las chalotas y horneamos durante cinco minutos más. Podemos ir lavando y cortando la pera longitudinalmente en cuartos y luego los cuartos a la mitad, retirando la semilla del centro pero sin pelar

  6. Ya solo nos queda montar la ensalada poniendo en el fondo de cada plato un poco de achicoria (o ensalada mezclum), cuatro rodajas de calabaza, tres chalotas, cuatro gajos de pera, un poco de nueces troceadas y la mitad de la vinagreta con la miel

  7. Para la presentación: Terminamos dando consistencia con la mitad del Cabrales desmigado y repartido por el plato, el resto de la vinagreta, y una cucharadita de las hojas de tomillo fresco. 

Autor Marco Soriano y Ana Prieto Esta pareja coruñesa de «foodies», creadores del blog lacocinaesvida.com muestra en sus posts su manera de entender el mundo de la gastronomía y su defensa a ultranza de la cocina atlántica y el producto local.
Votación
67 votos
Comentarios

Ensalada templada de Cabrales y calabaza