Zorza de marrajo y chips de remolacha

Sustituimos la carne de cerdo por este pescado típico de la zona de Cedeira. Con un resultado parecido al bienmesabe andaluz dejará más que satisfechos a aquellos poco amigos de la carne

Raciones2

La zorza es la manera de denominar en Galicia a la carne de cerdo adobada con ajo, pimentón y posteriormente frita con la que se rellena los chorizos; pero que en sí ya consituye una receta que podemos encontrar habitualmente en formato tapa. En otros lugares, ya que es un plato típico a lo largo de la geografía española, se la conoce picadillo, chichos o prueba de cerdo.

Últimamente también es frecuente ver preparaciones similares con pescados, como la que hace Pepe Solla con merluza en La Radio, o Dani López del Camiño do Inglés con albacora. En realidad, me recuerdan un poco al bienmesabe andaluz, hecho generalmente con cazón, así que nosotros, nos hemos atrevido con un pescado muy de Galicia como es el marrajo. Éste es una especie de tiburón que es muy típico de la localidad de Cedeira, donde se prepara con ajo. Para redondearlo y darle un toque canalla, como solemos hacer con la mayoría de recetas que tenemos en el blog, además del ajo vamos a añadirle pimentón de La Vera y orégano y lo vamos a dejar macerar toda la noche.

Ingredientes
400 g de marrajo (se puede hacer de pez espada o emperador)
2 dientes de ajo
1 cucharada de pimentón de La Vera dulce
Media cucharadita de pimentón picante de La Vera
Media cucharada de orégano seco
Sal
Aceite de oliva
Remolacha fresca
Cebollino
Instrucciones
  1. Cortamos el marrajo en trozos de unos 2 cm de lado. Picamos muy fino el ajo, preferiblemente con un prensa ajos y lo incorporamos al pescado previamente salado, junto con el pimentón dulce, el picante y el orégano.

  2. Le añadimos el aceite de oliva y le damos vueltas hasta que se integren todos los ingredientes. No tiene que quedar encharcado en aceite, sino que este se ha de integrar en la mezcla.

  3. Lo dejamos reposar toda la noche en el frigo o incluso un poco más de tiempo.

  4. Para hacerlo, lo sacamos media hora antes con el objeto de que se atempere, y lo freímos en una sartén con una gota de aceite dándole vueltas durante unos cinco minutos.

  5. Para los chips de remolacha, cortamos muy fina en crudo la remolacha pelada, preferiblemente con una mandolina y la freímos durante unos ocho minutos. No se pondrán crujientes hasta que no las saquemos del aceite, así que ojo que no se quemen y no pierdan su bonito color.

  6. Para la presentación  Ponemos la zorza de marrajo bien calentita junto con los chips de remolacha. Espolvoreamos con un poco de cebollino picado, y ya tenemos un plato sencillo, sano y apto para los menos carnívoros.

Autor La cocina es vida Esta pareja coruñesa de «foodies», creadores del blog lacocinaesvida.com muestra en sus posts su manera de entender el mundo de la gastronomía y su defensa a ultranza de la cocina atlántica y el producto local.
Votación
16 votos
Comentarios

Zorza de marrajo y chips de remolacha