Sándwich de queso cheddar y sopa de tomate

Esta combinación se hizo popular porque durante años fue el menú base de muchos escolares estadounidenses. A nosotros nos parece una gran idea plantear esta sabrosísima mezcla para una cena informal. ¿Te animas?

Raciones4

Podríamos decir que la sopa de tomate es como un gazpacho caliente. Me explico: la verdad es que tiene poco y mucho que ver con el plato andaluz. Poco desde el punto de vista de ingredientes, elaboración y temperatura; pero mucho desde el punto de vista de la receta. Esta, al igual que la del gazpacho, puede variar según la región o incluso la zona, y es muy difícil encontrar dos recetas iguales de sopa de tomate. ¿La solución? La que hizo famosa el artista norteamericano Andy Warhol en 1962, inmortalizando en sus lienzos 32 latas de sopa de la marca Campbell, entre las que se encontraba la famosa Tomato Soup

En Estados Unidos se popularizaron estas latas por su facilidad de uso y aporte de vitaminas para los escolares. A ellas se le unió el típico sándwich de queso americano; y así surgió la combinación sopa & sándwich, una mezcla que resiste estoica en la actualidad. Nosotros lo único que hemos hecho ha sido sustituir la sopa de lata por una un poco más natural, y de carácter mediterráneo, pero hemos mantenido el sándwich para mojar, porque como podéis ver en nuestra web, este formato nos encanta.

Ingredientes
8 tomates maduros de buena calidad
1 pimiento rojo
Media cabeza de ajos
Aceite de oliva
Sal
4 rebanadas de pan de pueblo
8 lonchas de queso cheddar
Unas ramas de tomillo
Instrucciones
  1. La elaboración es muy sencilla. Para ello vamos a lavar bien los tomates y el pimiento. Vamos a poner en una bandeja de horno junto con la media cabeza de ajo los tomates enteros y el pimento limpio troceado, con un chorro de aceite de oliva por encima. Vamos a tapar con papel de aluminio y horneamos durante 20?30 minutos a 220º C.

  2. Cuando comiencen a dorarse, retiramos, escurrimos y pasamos por la batidora excepto los ajos hasta obtener una crema fina. Si nos gusta mucho el ajo podemos añadir un poco de la pulpa de ajo asada y batir. Podemos aligerar la consistencia añadiendo el jugo junto con el aceite que han soltado al hornear.

  3. Ya solo nos queda rectificar de sal. ¡Ah! Y nosotros le pusimos un poco de tomate concentrado cuando batimos todo, para darle un poco de color y reforzar el sabor, pero no es necesario.

  4. Para hacer el sándwich primero tostamos las rebanadas de pan. Ponemos dos de ellas con el queso repartido por encima y metemos en el grill hasta que el queso se funda. Es el momento de taparlas y servir de inmediato.

  5. Presentación: La sopa la podemos servir en un bol, muy caliente. Añadimos un poco de tomillo y acompañamos del exquisito bocado de queso cheddar

Autor Marco Soriano y Ana Prieto Esta pareja coruñesa de «foodies», creadores del blog lacocinaesvida.com muestra en sus posts su manera de entender el mundo de la gastronomía y su defensa a ultranza de la cocina atlántica y el producto local.
Votación
36 votos
Comentarios

Sándwich de queso cheddar y sopa de tomate