Larpeira para «singles»

Este dulce clásico gallego requiere de tiempo de preparación, pero la dificultad no es un obstáculo a la hora de meterse en harina con este manjar

Raciones7 bollitos

Hay pocos platos tan típicos en Galicia como una larpeira. Yo he decidido hacer una versión en porciones individuales que quedan así de bonitas. La larpeira gallega, que en Cataluña llaman coca de San Juan, es un bollo típico «parecido», solo algo similar, al Roscón de Reyes. Pero por encima le ponemos crema pastelera formando esos rombos, guindas, e incluso piñones, y que terminamos con un almíbar. En su preparación usamos anís, que le da ese sabor tan peculiar y delicioso.

Siempre pensé, erróneamente, que era complicado hacer este dulce; que tendría mucho trabajo de amasado y de varios reposos, pero para nada. En 20 minutos tenéis el bollo listo para dejar reposar y que leve unas dos horas, decoramos y listo para devorar e invitar a nuestros familiares y amigos, porque con estas cantidades a mi me salieron siete bollitos. En el vídeo amaso a mano, para que veáis que se puede hacer sin máquina amasadora, pero es de gran ayuda para ahorrarnos tiempo y esfuerzo.

Es importante que complementéis el vídeo con los ingredientes y el paso a paso que detallo abajo porque la crema pastelera y el almíbar no los explico en el vídeo para evitar hacerlo tan largo, pero creedme que no es para nada complicado ni lleva mucho tiempo.

Ingredientes
100 ml de leche entera
25 gr. de levadura fresca (un cubilete)
440 gr. de harina de fuerza
2 huevos
60 gr. de azúcar y la ralladura de un limón
30 ml. de anís.
60 gr. de mantequilla
1 cucharadita de sal
250 gr. de crema pastelera
Un huevo batido o leche para pintar el bollo
Para decorar: 100 gr de azúcar + 1 cucharada de anís, guindas en almíbar, también podéis poner piñones
Para el almíbar final: 50gr de agua + 50 gr de azúcar + 50 ml de anís
Instrucciones
  1. Para hacer los bollitos: templamos la leche en un cuenco, simplemente templada no tiene que estar caliente, y añadimos la levadura, mezclamos para que se deshaga.

  2. En un bol amplio añadimos la harina (no la añadáis toda, reservad un poco más adelante durante el amasado), hacemos un hueco y metemos el resto de ingredientes, dejando para el final la leche con levadura.

  3. Comenzamos mezclando los ingredientes y ya pasamos a amasar la masa, durante unos 10-15 minutos será suficiente.

  4. Cortamos porciones más o menos iguales y vamos haciendo bolitas que aplanaremos sobre una bandeja de horno con papel vegetal, dejando separación entre ellas.

  5. Cubrimos con un paño limpio y dejamos reposar para que la masa crezca 1´30h-2h, ahora hace calor así que la masa subirá sin problemas.

  6. Mientras la masa leva tenemos tiempo suficiente para hacer nuestra crema pastelera. Una vez la tengáis hecha pasamos a un bol 250 gr., que es la cantidad que necesitaremos para decorar nuestras larpeiras, tapamos la crema con papel film que toque la superficie, para que no se forme costra, y la dejamos enfriar en la nevera. Con el resto de crema pastelera ya os enseñaré por Instagram una receta fácil y rápida.

  7. Los bollitos ya habrán doblado su volumen así que les hacemos cortes, con un cuchillo limpio y afilado, para formar los rombos característicos de la larpeira o coca

  8. Metemos la crema pastelera en una manga, si no tenéis podéis usar una bolsa de congelación como hice yo y que veis en el vídeo, le cortamos la punta y listo

  9. Decoramos con la crema pastelera en las hendiduras que hicimos con el cuchillo

  10. En un bol mezclamos 100 gr de azúcar con una cucharada de anís y con este azúcar húmedo decoramos las larpeiras (como veis en el vídeo).

  11. Añadimos las guindas cortadas por la mitad, pintamos la superficie con el huevo batido o un poco de leche y horneamos 20 minutos.

  12. Mientras están en el horno hacemos el almíbar, añadiendo a un cazo 50gr de azúcar, 50gr de agua y 50gr de anís, que llevamos a fuego medio fuerte durante unos 5 minutos, reducirá y su consistencia se hará ligeramente densa.

Autor Lola Crespo Esta madrileña afincada en A Coruña es, además de abogada, estilista culinaria y una estupenda cocinillas. Prueba de ello dan los 11.000 seguidores que a diario siguen sus recetas en su Instagram: @frambuesaycaramelo. Puedes seguirla también en su blog: www.frambuesaycaramelo.com
Votación
10 votos
Comentarios

Larpeira para «singles»