Crema de guisantes con queso do Cebreiro

Acompañada de pipas de calabaza es una opción saludable, sin dejar de ser sabrosa, para un primer plato muy especial

Raciones4

Versátiles, suelen ser el actor secundario de la mayoría de recetas. Sin embargo, en este plato consiguen el protagonismo que su sabor merece. Además, no hay que menospreciar las propiedades de los guisantes. Fuente de proteína vegetal, cuentan con con minerales como el calcio, sodio, hierro y zinc. Además, esta legumbre originaria de Oriente Medio resuelve platos muy económicos; que siempre es un plus.

Ingredientes
500 gr. guisantes
2 dientes de ajo
1 cebolla
1 puerro
Una patata grande
1 litro de agua
200 ml de nata
Sal
Pimienta negra molida
Pipas de calabaza (al gusto)
Instrucciones
  1. Para preparar esta crema de guisantes, lo primero que haremos será picar el puerro, la cebolla, las patatas y los dientes de ajo. Cuando tengamos los ingredientes listos, ponemos una olla a fuego medio con aceite de oliva virgen extra.

  2. Incorporamos los dientes de ajo picados y cuando empiecen a bailar, añadimos el puerro y la cebolla picados. Salpimentamos y sofreímos durante 4 minutos, o hasta que la cebolla empiece a estar transparente. En ese momento añadimos las patatas, que las habremos cortado muy finas para que se cocinen en poco tiempo.

  3. Sofreímos unos instantes las patatas y añadimos un poco de agua reservando el resto para más tarde. Añadiremos el agua justa para que cubran las patatas y se cuezan antes de añadir los guisantes.

    Mientras se cocinan las patatas vamos a tostar las pipas de calabaza en una sartén a fuego moderado y sin nada de aceite.

    Cuando veamos que las patatas están cocidas, subimos el fuego, incorporamos los guisantes y los repartimos por la olla.

  4. A continuación, añadimos el resto del agua, esperamos a que vuelva a hervir y contamos 3 minutos ( tiempo suficiente para que se cocinen los guisantes). Apagamos el fuego, reservamos unos cuantos guisantes para decorar y trituramos el resto con una batidora.

  5. Cuando tengamos la crema bien triturada, le añadiremos un poco de nata para cocinar y enriquecer la crema. Volvemos a encender el fuego y dejamos que hierva la crema con la nata incorporada. Al hervir la nata evitaremos que se nos corte la crema o que se nos estropee.

  6. Por último, si queremos obtener una crema más fina, la pasaremos por un colador o un chino. Rectificamos de sal y pimienta y emplatamos añadiendo las pipas de calabaza tostadas, unos guisantes que habíamos reservado y queso do Cebreiro. ¡Y listo! 

Por David T. Cabanelas De Pontevedra, es el responsable de la web https://elcocinerocasero.com/, un proyecto que nace con la filosofía de compartir recetas que todas y todos podamos hacer en casa de manera sencilla y sin complicaciones.
Votación
7 votos
Comentarios

Crema de guisantes con queso do Cebreiro