Espirales de calabacín con queso de Arzúa

El espaguetizador sigue dando sus frutos y, en este caso, conseguimos una original receta con todo el sabor de Galicia

Raciones2

El calabacín es un producto que hasta no hace demasiados años era el clásico segundón de la mayoría de recetas. Sin embargo, la revolución healthy ha puesto esta hortaliza (que solo aporta 14 calorías cada 100 gramos) en un plano protagonista. A la plancha, como crudités, o con la tendencia más foodie: en forma de espaguetis. Esta forma diferente de engañar al cuerpo haciéndole creer que come pasta, alcanza el clímax con esta especie de carbonara de huevo y queso de Arzúa. Increíble.

Ingredientes
1 calabacín grande
2 huevos
Queso de Arzúa
Sal
Pimienta
Aceite de oliva
Opcional: especias italianas para pizza
Instrucciones
  1. Lavamos el calabacin y lo rallamos, yo uso un aparato que lo hace en forma de espiral, también podéis cortar láminas muy finas y, luego, en bastones finos simulando espaguetis o tallarines.

  2. Dejamos el calabacín una media hora con un poco de sal para que suelte agua. Reservamos.

  3. Batimos los huevos y añadimos el queso rallado con un poco de pimienta al gusto.

  4. Ponemos una sartén con un poco de aceite y salteamos las espirales de calabacín. Añadimos la mezcla de huevo batido con queso y removemos y retiramos del fuego.

  5. Espolvoreamos alguna especie al gusto y listo para comer.

Autor Rocío Garrido De Sanxenxo, es la autora del blog La Cocina de mi Abuelo. También ha escrito el libro "Mel nas filloas" http://www.cocinademiabuelo.com/
Votación
17 votos
Comentarios

Espirales de calabacín con queso de Arzúa