Cosmopolitan: el cóctel que revolucionó las barras de los 90

Conocido mundialmente por ser el trago favorito de Carrie Bradshaw, nació en 1934 y pasó por los mejores locales de Miami, San Francisco y Nueva York hasta que Dale Degroff ideó la receta tal y como hoy la conocemos


Empieza diciembre y toca comilonas, fiestas, encuentros y, por supuesto, bebidas... muchas bebidas. En las próximas semanas hablaremos de cócteles típicos de estas fechas o que pueden hacer más interesantes nuestros eventos. Hoy vamos a hablar del Cosmopolitan.

Seguramente te suene este clásico contemporáneo, gracias a Carrie Bradshaw, personaje de la serie Sexo en Nueva York interpretado por Sarah Jessica Parker. Ella siempre pedía un Cosmopolitan cuando se reunía con sus amigas para, inmediatamente, aparecer un apuesto camarero con una copa de cóctel con un trago de un llamativo color rojo en su interior.

Este cóctel es uno de esos que ha sufrido varios formatos durante la historia, pero la combinación de vodka, cítricos y arándanos ha sido una de las recetas más populares en los bares de Londres y Nueva York en los años 90. Sin embargo, la primera referencia a un cóctel denominado Cosmopolitan aparece en 1934, con una receta similar a la de hoy en día, pero con limón en vez de lima, ginebra en vez de vodka y sirope de frambuesa en vez de arándano rojo.

Durante las siguientes décadas empiezan a aparecer versiones, hasta que en los años 80 una barmaid de Miami, Cheryl Cook, decidió probar un producto nuevo que habían lanzado en la zona en exclusiva, el Absolut Citron. Mezclando este nuevo vodka con un poco de triple seco, lima y un toque de jugo de arándano, para darle un toque rosa tan bonito, creó esta nueva bebida. De Miami pasó a San Francisco y de ahí llegó a Nueva York, donde un barman de leyenda, Dale DeGroff, redondeó la receta y le añadió el toque que le faltaba, una piel de naranja flameada. Nada como un flash de fuego tras una barra para llamar la atención.

Ingredientes
45 mk de vodka (preferiblemente un vodka al limón)
15 ml de triple seco (Cointreau)
30 ml de zumo de arándono rojo
7,5 ml de jugo de lima
Instrucciones
  1. Empezaremos por enfriar una copa cóctel con un poco de hielo y agua.

  2. Mientras la copa se enfría, introducimos en una coctelera con hielo todos los ingredientes, la cantidad de lima es aproximadamente la que se consigue de exprimir un cuarto de una pieza de fruta, y el zumo de arándanos es fácil de conseguir en el supermercado hoy en día.

  3. Agitamos bien toda la mezcla para conseguir un trago helado y homogéneo. Una vez hecho esto, vaciamos la copa que teníamos enfriando y vertemos en este el contenido de nuestra coctelera con la ayuda de un colador de té para atrapar los posibles cristales de hielo.

  4. Ahora solo queda el flameado de la piel de naranja. Para ello, cortamos un círculo de piel de naranja que esté bien tersa, con la ayuda de una cerilla o mechero lo calentaremos mientras lo sujetamos entre nuestro dedo pulgar e índice. Dirigiendo la parte externa de la piel hacia el cóctel situaremos la llama entre la piel y la copa, en este momento apretaremos de golpe la piel para exprimir los aceites presentes en la misma y crear la llama. Después, pasamos la piel (por su lado exterior) por el borde y la vertemos en el trago.

    Ahora disfruta tu cóctel como una superestrella televisiva de los 90.

Autor Miguel Arbe Este coruñés trabajó en Londres, Dubai y Japón rodeado de bartenders de referencia antes de volver a su ciudad natal. Ahora tras ser finalista de premios como los Young British Foodies o Sumiller del Mes (revista Food and Travel Magazine), se puede disfrutar de sus cócteles tras la barra de Bordello Lenceria (Instagram: @bordellolenceria)
Votación
8 votos
Comentarios

Cosmopolitan: el cóctel que revolucionó las barras de los 90