Cómo triunfar con un pollo tandoori casero

La mayoría habrá escuchado hablar de esta receta, pero pocos se han atrevido a prepararla, probablemente, por lo exótico del nombre. Sin embargo, la elaboración requiere especias que todos tenemos en casa y está espectacular

Raciones2

Este plato básico de la cocina popular del este asiático a veces genera cierta confusión. Si hablamos de tandoori, nos estamos refiriendo a la mezcla de especias con la que se adoban las carnes, generalmente pollo, pero si hablamos de tandoor, estamos nombrando un horno de barro que funciona con carbón vegetal y que alcanza altas temperaturas (cerca de 500ºC). En él se asan las carnes que previamente se han adobado con una mezcla de yogur y tandoori.

Pero vamos al quid de la cuestión. ¿Qué lleva el tandoori? Pues hay cuatro ingredientes básicos que son el ajo, el comino, el jengibre y el pimentón, todos ellos en polvo, que se mezclan con yogur para adobar el pollo, que hay que dejar reposando toda una noche. A partir de ahí, nos podemos complicar todo lo que queramos. Podemos hacer una mezcla de especias garam masala, que es un mejunje de canela, pimienta negra, clavo y nuez moscada, todas ellas en polvo. Nosotros en este caso hemos usado mucho pimentón y cúrcuma, para además de dar sabor, dar color. Pero bueno, lo importante es hacer una mezcla que nos agrade, con su toque picante y que después del adobo lo metamos en el horno a muy alta temperatura; eso sí, vigilando que no se queme.

En nuestro caso, hemos acompañado el pollo de una ensalada de brotes, ya que queríamos contrarrestar el picante y darle cierta jugosidad, ya que el horno a muy alta temperatura lo seca un poco por el exterior.

Ingredientes
Un pollito picantón
Un yogur natural
2 cucharadas de pimentón dulce
1 cucharadita de pimentón picante
1 cucharada de cúrcuma
1 cucharada de jengibre en polvo
1 cucharada de ajo en polvo
1 cucharadita de pimienta negra molida
1 cucharadita de comino
El zumo de un limón
Sal
Instrucciones
  1. Comenzamos limpiando bien el pollo y los restos de pluma, lo secamos y lo salamos. Hacemos una mezcla con el yogur, el zumo de limón y todas las especias. Untamos el pollo por todos los lados. Lo dejamos reposar en el frigorífico toda la noche.

  2. Ya solo nos queda meter el pollo con la pechuga hacia abajo en el horno que hemos precalentado a 250ºC y aguardar unos30-40 minutos, ya que se trata de un pollo pequeño.

  3. A mitad de cocción le damos la vuelta para terminar con la pechuga hacia arriba. Ya sabéis que cada horno es un mundo, así que estos tiempos pueden variar. Por eso es importante controlarlo y evitar que se queme por fuera y, sin embargo, quede crudo por dentro. Si veis que se va dorando muy rápido, cubrid con papel de aluminio o bajad un poco la temperatura.

  4. Para la presentación lo partimos a la mitad y lo acompañamos de una ensalada de brotes que aliñamos con una vinagreta de limón y un poco de limón a la plancha que exprimiremos sobre el pollo. También le va fenomenal un arroz basmati. 

Autor Marco Soriano y Ana Prieto Esta pareja coruñesa de «foodies», creadores del blog lacocinaesvida.com muestra en sus posts su manera de entender el mundo de la gastronomía y su defensa a ultranza de la cocina atlántica y el producto local.
Votación
56 votos
Comentarios

Cómo triunfar con un pollo tandoori casero