Rodaballo a la plancha con salsa de vino blanco

Marqués de Vizhoja recuerda, a través de una serie de recetas en las que el producto principal es el rodaballo, la perfecta unión entre el vino blanco y el pescado. Y no hay excusas, porque todas ellas se preparan en un pispás y son sencillísimas

Cocinado00:45
Raciones1

El rodaballo ha marcado la identidad del vino blanco Marqués de Vizhoja. Un pescado que aparece presente en la botella del vino desde el año 1968, y cuya función es la de informar a los consumidores acerca de la perfecta combinación entre pescado y vino blanco. Preparar el rodaballo a la plancha es una manera sencilla y saludable de iniciarse en el cocinado de este producto, y si le damos el punch de una salsa de vino blanco y el toque especial de las setas, nada puede fallar. 

La receta de Alberto Sanmartín Pereira y Diego García García, ganadora de la pasada edición del concurso El Rodaballo y el vino blanco Marqués de Vizhoja, en el que también participa la empresa Prodemar-Stolt Sea Farm, hace las delicias de cualquier amante del pescado y soprenderá por su originalidad en cualquier cena elegante. No obstante, si te has quedado con ganas de conocer más elaboraciones que tengan como ingrediente estrella este productazo del mar no dejes de hacer clic en este enlace

Ingredientes
250 gr. de rodaballo
2 tazas de vino blanco
4 tazas de nata
1 cucharada de mantequilla
2 cucharadas de maicena
1 pizca de menta
1 pizca de lima
Media pieza de boletus edulis
1 chalota
1 cucharada de aceite de oliva
Un poco de sal
Instrucciones
  1. Elaboramos la salsa de vino blanco. Para eso, añadimos el vino y lo dejamos reducir, a continuación incorporamos la nata y dejamos que reduzca otro poco, ligamos la salsa con una papilla que elaboramos a partir de la mantequilla clarificada y la maicena, agregamos esta papilla buscando que la salsa coja cuerpo. Reservamos.

  2. Confitamos la chalota en aceite de oliva durante unos 30 minutos a fuego lento, reservamos.

  3. En una sartén o plancha bien caliente cocinamos el rodaballo, primero por la piel oscura y luego por el otro lado.

  4. Una vez cocinado el rodaballo marcamos el boletus vuelta y vuelta y le espolvoreamos la menta picada por encima.

  5. Calentamos la salsa, y también la chalota confitada y empezamos con el emplatado.

    Ponemos un poco de salsa en la base, con rodaballo encima y el boletus apoyado en el rodaballo; colocamos la chalota al lado del filete de pescado y, para terminar, con la ayuda de un rallador espolvoreamos un poco de lima por encima del plato.

Votación
16 votos
Comentarios

Rodaballo a la plancha con salsa de vino blanco