Croquetas de mejillón para celebrar el día que honra este manjar francés

La autora del blog La Cocina de mi Abuelo te cuenta sus trucos para conseguir una bechamel perfecta que convierte esta receta en un plato perfecto


Para las croquetas sigo siempre la misma proporción de ingredientes para la bechamel, pues es este uno de los trucos vitales para que nos queden unas croquetas cremosas. Hace años que sigo la receta de Echaurren, famoso por sus croquetas de jamón y pollo.

Otro factor muy importante es el rebozado y fritura en aceite a temperatura alta. Ya que las croquetas, además, admiten muchos sabores, podemos aprovechar para jugar con aquellos que nos gustan y atrevernos a hacer combinaciones sin miedo.

Ingredientes
2 litros de leche entera
130 gr de mantequilla
160 gr de harina floja de trigo
20 gr de cebolla
300 gr de mejillón (solo la carne)
Sal
Para rebozar: huevo batido y pan rallado
Aceite para freír
Instrucciones
  1. En una cazuela ponemos la cebolla cortada en lascas con la mantequilla.

  2. Cuando la cebolla empiece a ponerse transparente añadimos los mejillones, retiramos del fuego y trituramos todo. Tendremos una especie de crema, aunque va a depender de la cantidad de agua que suelten los mejillones que nos quede más líquida o espesa.

  3. Volvemos a poner la cazuela a fuego medio. Se añade entonces la harina poco a poco y se va trabajando con la varilla de mano. Se incorpora la leche, que debe estar a temperatura ambiente (si es leche es entera o fresca mejor hervirla antes) en pequeñas cantidades y vamos trabajando la bechamel.

  4. Cuanto más se trabaje la bechamel con las varillas más fina nos quedara la mezcla. La bechamel nos ha de quedar fina y suave. Suelo estar sobre unos 25 minutos removiendo con calma.

  5. Probar y añadirle sal si fuese necesario. Los mejillones dependiendo de la época pueden estar más o menos salados.

  6. Vertemos esta mezcla en una bandeja que previamentehemos untado con un poco de mantequilla. También pintamos con un poco de mantequilla la mezcla por encima y tapamos con un film para que no coja costra.

  7.  Se deja reposar 12 horas para que enfríe antes de moldear las croquetas.

  8. Empezamos a hacer las croquetas. Yo las moldeo y las paso por un poco de pan rallado fino, luego por huevo y, de nuevo, pan rallado.

  9. Dejamos reposar una hora antes de freírlas en aceite de oliva abundante.

Autor Rocío Garrido De Sanxenxo, Rocío Garrido es la autora del blog La Cocina de mi Abuelo. También ha escrito el libro "Mel nas filloas" http://www.cocinademiabuelo.com/
Votación
37 votos
Comentarios

Croquetas de mejillón para celebrar el día que honra este manjar francés