El cóctel que bebió en Venecia Orson Wells, Dorothy Parker y Hemingway

El bellini, que fue creado en el mítico Harry's Bar, debe su nombre a la pasión de su autor por las obras del pintor del siglo XV Giovanni Bellini


Desde una antigua tradición italiana de macerar melocotones blancos en vino nos llega un cóctel ideal para cerrar estas fiestas en nuestra comida de Reyes: el Bellini, que fue creado al final de la Segunda Guerra Mundial en el conocido Harry’s Bar de Venecia por Giuseppe Cipriani catorce años después de su inauguración.

Cipriani decidió bautizar su invento debido a su admiración por las obras del pintor veneciano del siglo XV Giovanni Bellini. La tonalidad ligeramente rosada original del cóctel le recordaba a las obras del pintor que, igualmente, utilizaba el color rosa con profusión.

Harry’s Bar debe su popularidad a que celebridades como Orson Welles, Dorothy Parker, F. Scott Fitzgerald y, cómo no, el más famoso e histórico bebedor mundial (el escritor Ernest Hemingway) solían frecuentar su barra en sus viajes por Italia. Aún hoy en día sigue siendo un lugar donde los famosos se toman un trago, pero no os preocupéis, no es imprescindible ser celebrity para entrar en este local. 

En Italia, la temporada de melocotones blancos va desde mayo hasta septiembre y, por lo tanto, los bares de Venecia que utilizan fruta natural para prepararlo solo lo hacen desde mayo hasta octubre.

La receta es muy sencilla y seguro que os resulta atractiva.

Espero que hayamos sido todos buenos y los Reyes Magos nos traigan muchos regalos. Seguro que si les dejamos un Bellini en la mesilla lo agradecerán después de tantas galletas y leche.

Ingredientes
2 partes de Prosecco (u otro vino espumoso como cava o champagne)
1 parte de puré de melocotón blanco (se puede sustituir por zumo de melocotón)
Instrucciones
  1. En una copa de champán previamente enfriada (recomiendo tenerlas en el congelador) vertemos el puré de melocotón (que realizaremos en batidora introduciendo los melocotones sin hueso y azúcar al gusto) y procedemos a rellenar la copa con el espumoso.

  2. Revolviendo ligeramente para no perder las burbujas mezclaremos ambos ingredientes.

  3. Y ya está listo para tomar.

  4. Variantes: Para un trago ligeramente más potente en sabor recomiendo añadir 15ml de licor de melocotón y unas gotitas de jugo de limón que contrarrestarán el dulzor del licor y del puré. Si el melocotón no os convence, podéis probar un Tintoretto (con granada), un Rossini (con fresas), o un Puccini (hecho con mandarinas que están en temporada).

Autor Miguel Arbe Este coruñés trabajó en Londres, Dubai y Japón rodeado de bartenders de referencia antes de volver a su ciudad natal. Ahora tras ser finalista de premios como los Young British Foodies o Sumiller del Mes (revista Food and Travel Magazine), se puede disfrutar de sus cócteles tras la barra de Bordello Lenceria (Instagram: @bordellolenceria)
Votación
8 votos
Comentarios

El cóctel que bebió en Venecia Orson Wells, Dorothy Parker y Hemingway