Una sopa de ajo distinta

Este plato tradicional, sencillo y reconfortante, es perfecto para apaciguar las frías jornadas de invierno

Raciones2

Por todos es conocida la sopa de ajo pero, si nos tuviéramos que poner de acuerdo en su receta, podríamos estar días discutiendo sin llegar a una con la que todos estuviéramos satisfechos. Ya de por sí es difícil buscar una denominación común, ya que según su origen geográfico la llaman de diferente manera y lleva algún ingrediente diferenciado. En lo que sí nos pondríamos inmediatamente de acuerdo es en que es un plato tradicional, económico, sencillo y reconfortante. En los helados días de invierno siempre hay un buen momento para apaciguar el frío con una buena sopa de ajo.

En este caso nos hemos lanzado a la sencillez, con los ingredientes básicos y una elaboración exprés. El resultado es sorprendente pues además de ser una sopa muy sana, es realmente sabrosa. Increíble que con tan poco se pueda llegar a tanto y es que ya se sabe… En algunos casos menos es más.

Ingredientes
2 dientes de ajo
1 cucharada de pimentón de La Vera dulce
1 cucharadita de pimentón de La Vera picante
6 rebanadas de pan de hogaza (de dos días) muy finas
400 ml de agua
2 yemas de huevo
Aceite de oliva virgen extra
Sal
Instrucciones
  1. Comenzamos haciendo en un mortero un majado con los dos dientes de ajo sin germen, el pimentón y la sal. Le vamos añadiendo un chorrito de aceite de oliva virgen extra hasta obtener consistencia de un alioli.

  2. Llenamos el fondo de los cuencos con tres rebanadas de pan, la mitad de la mezcla y una yema de huevo.

  3. Ponemos el agua a hervir y cuando esté hirviendo retiramos del fuego y echamos de inmediato la mitad del agua para cuenco.

  4. Removemos para integrar la yema y... ¡a entrar en calor!

Autor Marco Soriano de Tejada y Ana Prieto Esta pareja coruñesa de «foodies», creadores del blog www.lacocinaesvida.com muestra en sus posts su manera de entender el mundo de la gastronomía y su defensa a ultranza de la cocina atlántica y el producto local.
Votación
100 votos
Comentarios

Una sopa de ajo distinta