El «brunch» más exclusivo de Madrid: «Hay que empezar poquito a poco con los lubrigantes y las cigalas»

MARCO SORIANO DE TEJADA

YES

-

Más de 200 elaboraciones. Cada domingo puedes disfrutar de un bufé libre, donde el protagonista es el cochinillo asado, con música en directo y un ambiente cosmopolita

03 abr 2024 . Actualizado a las 05:00 h.

Nada más atravesar la puerta giratoria del hotel Intercontinental, que da entrada a la construcción que diseñó el arquitecto Luis Feduchi sobre el palacio del marqués de Mérito y que se finalizó en 1953, nos sumergimos en un entorno de lujo y exclusividad bajo una luminosa cúpula rodeada de un bello jardín, que es donde todos los domingos del año se sirve el famoso brunch. Probablemente, fue en este lobi donde se llevó a cabo la fiesta de inauguración del hotel, todo un acontecimiento social que duró tres días. En aquellos años dorados, el establecimiento era el refugio madrileño de míticos personajes de Hollywood de la talla de Ava Gardner, Frank Sinatra, Liz Taylor o Gary Cooper.

 Sumergirse los domingos en el ambiente del brunch, es como retroceder a los años de las famosas estrellas de cine americanas. Para ello contribuye la música en directo, la coctelería y la cocina en vivo. Mariluz Antolín, mánager del hotel responsable del márketing, recomienda empezar poquito a poco. «Primero, con los lubrigantes y las cigalas y luego, hay que probar todo lo que prepara nuestro chef peruano que es especialista en cebiches, tiraditos y los tatakis de atún que son espectaculares», apunta. Para Mariluz, una apasionada de su trabajo, el rey del brunch es el cochinillo asado, aunque tampoco hay que dejar de lado el carré de ternera o el solomillo Wellington. Un gran surtido de ibéricos, con cortador de jamón incluido, no podían faltar, al igual que distintas elaboraciones de pescados o platos tan emblemáticos como son los huevos benedictinos. Patés, quesos, ensaladas, pastas, arroces y paellas, dejarán satisfechos a todos los comensales que busquen tanto elaboraciones nacionales, como de alta cocina internacional.

El surtido de la parte dulce es espectacular con todo tipo de bollería, tartas artesanas, postres en miniatura y por supuesto una gran variedad de fruta que se puede completar bañándola en una fuente de chocolate caliente.

Pero no nos hemos de olvidar de las bebidas ya que podemos comenzar con un cava y continuar con otros tipos de vinos y refrescos o cervezas. Incluso realizan una masterclass de coctelería para los asistentes. Los más pequeños tienen la diversión asegurada con un entretenido cursillo de pastelería en la que se manchan hasta el gorro de cocinero con el que los visten. De 13.30 a 16 horas, tendremos la oportunidad de confeccionar un menú de celebración a nuestra medida, por el precio de 94 euros con todo incluido. Una magnífica opción para celebrar una reunión familiar o una ocasión especial en pareja o entre amigos. En el Intercontinental te lo ponen fácil para sentirse como una estrella de Hollywood.