Todo lo que debes saber para que no te timen en las rebajas: «Si te cobran por las bolsas de papel, te deberían informar con carteles al entrar»

YES

-

Para que no te la cuelen. Devoluciones y rebajas se solapan en esta época en la que hay que estar ojo avizor para saber qué derechos tienes y cuáles son los principales abusos en estas fechas. Nos lo cuentan desde Facua

05 ene 2024 . Actualizado a las 05:00 h.

Si te paras a pensar, en las últimas semanas has pasado más tiempo recorriendo tiendas y comprando online que haciendo casi cualquier otra cosa. Y lo que te espera en los próximos días será más de lo mismo. Ha llegado la hora de las devoluciones y cambios de los regalos de Navidad, mientras entramos en el período de rebajas por excelencia. Y surgen muchas dudas sobre a qué tenemos derecho y a qué no en el momento de formalizar la compra o de devolver cualquier producto. Es por ello que hablamos con dos expertos de Facua-Consumidores en acción, que nos lo aclaran todo.

Por ejemplo, ¿si he perdido el tique de compra, me podría valer con un documento bancario como el justificante de pago de la tarjeta? «Realmente, es una cuestión de prueba. Si al establecimiento le llega con la prueba que presentas en ausencia del tique... Es una cuestión de política comercial. Y llegados a una discusión en el juzgado que, entendemos que no se va a producir salvo que se trate de un producto de gran importancia económica, lo que tendrías que acreditar es que has hecho esa compra y esos documentos lo pueden hacer», explica Vítor Muñoz, presidente de Facua Galicia, que reconoce que la tienda podría negarse o ponerte problemas. «Hemos tenido casos así y tener que dirigirlos al Instituto Galego de Consumo para que pudiera mediar. Se llegó al extremo de solicitar la grabación de las cámaras para demostrar que un señor estuvo allí y que había comprado ese producto», aclara.

«El problema está en cómo demuestro que realmente ese pago es por ese artículo concreto y no por otro. ¿Quiere decir que si no tenemos el tique, va a ser imposible conseguir que el negocio responda de sus obligaciones? No, pero va a ser muy complicado. Tenemos que intentar demostrarlo por otros medios de prueba. Y, en principio, valen los admitidos en derecho. Es decir, declaraciones de personas que fueron con nosotros a modo de testigos, algún tipo de documento gráfico... algo así que pueda estar relacionado con una fecha concreta, que pudiera coincidir con ese cargo», comenta Miguel Ángel Serrano, vicepresidente de Facua.

«También habría que analizar por qué queremos devolver el producto. No es lo mismo que queramos ejercer nuestro derecho de desistimiento, a que devolvamos el producto porque tenga alguna clase de problema, en cuyo caso estaremos hablando de que se encontraría cubierto por la garantía legal. Ahí, el que tiene que cumplir, en principio es quien nos vende el producto, pero la normativa también recoge que cabe la posibilidad de que se dirija al productor o fabricante», indica Serrano.

Por internet, 14 días

Esta cuestión nos lleva precisamente a si se puede devolver un producto siempre que uno quiera. Y, a pesar de que son muchas las tiendas y cadenas que lo aceptan, lo cierto es que es una decisión exclusiva de cada establecimiento. «Cuando yo compro a través de internet o a través del teléfono el derecho de desistimiento se reconoce de forma obligada. El plazo son 14 días. Pero en la compraventa física va a depender de que el empresario nos conceda o no ese derecho de desistimiento. No es obligatorio», explica Serrano.

¿Y me pueden vender un artículo rebajado que tiene una tara? El vicepresidente de Facua responde: «No, la normativa distingue claramente entre lo que son rebajas y lo que son las ventas de productos con tara. Te tiene que indicar claramente cuando el producto tiene una tara. Mientras que la rebaja es siempre la venta de los productos que, habitualmente, se venden en el establecimiento y que han tenido un descuento en el precio, pero no porque tenía cualquier tipo de desperfecto».

También es claro Víctor Muñoz en este sentido: «La rebaja no significa una rebaja en la calidad, significa que se rebaja el precio. No se pueden poner como productos rebajados, productos que tienen una tara. Te tienen que anunciar claramente que son productos que tienen algún defecto y que, por eso, están rebajados. Y lo mismo con los de otras temporadas. No te pueden sacar ropa que huela a naftalina, de hace 25 años y que digan: ‘Voy a ver si la liquido ahora en rebajas'. Esas son prácticas prohibidas. De lo que se trata es de vender lo mismo que tenías a un precio más rebajado». En ese sentido, Serrano explica que si un establecimiento se quiere deshacer de productos de otras temporadas, eso se denomina «ventas de saldo» y se tienen que anunciar como tal, aunque sí reconoce que se pueden incluir artículos puntuales.

Mala intención

«Lo que habría que determinar es si en ese comercio realmente se está realizando una rebaja generalizada de su stock o si se está haciendo una rebaja malintencionada, únicamente de los productos que son de otra temporada, sabiendo que el consumidor no va a adquirir esos productos ahora mismo, porque no tiene un especial interés para él por la época del año en la que nos encontramos. Ahí está la diferencia».

¿Y quién debe velar por el cumplimiento de la ley en este sentido? «Las competencias de investigación y de sanción recaen sobre las diferentes comunidades autónomas, que tienen transferidas las competencias en materia de consumo y comercio. La queja que trasladamos desde Facua es que no se realizan ni muchísimo menos todas las inspecciones que son necesarias y no nos explicamos por qué. Porque hay rebajas todos los años y, aunque es obvio que hay empresarios que cumplen de forma estricta con la normativa, todos los años nos encontramos siempre con los mismos engaños», critica Serrano, que continúa: «Estos servicios de inspección carecen de personal suficiente y también, muchas veces, hay una falta de intencionalidad política por parte del gobierno de turno por investigar esta clase de cuestiones. Por eso, es tan importante que los consumidores reclamen y se denuncien todos los casos .

¿Y cuáles son los principales engaños que Facua se encuentra de manera reiterada siempre? Responde Miguel Ángel Serrano: «El fraude en rebajas por excelencia es que se suba el producto semanas previas a la temporada de rebajas. Dicho de otra forma, si yo subo el producto un 20 % la semana antes y después digo que tiene un descuento del 40 %, realmente no es así, tiene un 20 %». Eso sí, indica que el período de garantía de cualquier producto rebajado es exactamente el mismo que si no lo estuviera.

¿Y qué pasa con las bolsas de papel?, ¿Nos pueden cobrar por ellas? «Por normativa, solo están obligados a cobrar las bolsas de plástico y, según el gramaje, tienen un precio u otro. Pero la normativa no exige que te cobren por la bolsa de papel. Es potestativo de la tienda. Y si me informas del coste que tiene esa bolsa de papel es un coste lícito, pero viene impuesto por la política de la empresa, no por la normativa. El establecimiento tiene la potestad de cobrar o no», explica Serrano. ¿Pero cómo habría que informar de ese coste al cliente? :«Cuando entro en el establecimiento, no en el momento de la compra, y para saber a lo que me estoy exponiendo. Además, no he visto yo muchos establecimientos que tengan un cartelito informándote de cuánto se cobra por cada bolsa. Cuando se debería hacer con carteles en el momento de entrar en la tienda. Eso sería lo más adecuado. Igual que yo tengo el precio del jersey en la etiqueta correspondiente y antes de irme a caja sé lo que cuesta, debería saber cuánto supone el coste de esa bolsa de papel».