Raquel Graña, psicóloga, sobre el Shakirazo: «En la infidelidad, Clara demostró falta de sororidad»

YES

YOUTUBE- DALE AL PLAY RECORDS | EUROPAPRESS

Session #53 bajo lupa. Esta experta nos ayuda a comprender qué es lo que se cuece detrás del último tema explosivo de la cantante, en el que no deja títere con cabeza tras su ruptura con Piqué.

20 ene 2023 . Actualizado a las 21:07 h.

¿Hasta cuándo hablaremos de la canción de Shakira? Hay quien pronostica el cuarto episodio. «Está habiendo mucho debate. Las canciones que más gustan son las de amor y desamor porque apelan a las emociones, a la gente le toca de lleno el corazón», esgrime la psicóloga mariñana Raquel Graña (Íntimas Conexiones en YouTube), sosteniendo que puede haber «una estrategia de márketing de fondo».

Después de Te felicito y Monotonía, Session #53 parece ser la tercera entrega del «duelo» por el fin de su amor con Piqué: «Te felicito salió justo antes de que anunciaran la ruptura y la gente comenzó a especular. Te felicito es como que no se lo acaba de creer, fase de negación. Monotonía es más curiosa, porque parecería una fase de aceptación, pero puede ser la parte del duelo de ‘ha sucedido, entonces ahora entro en la emoción’, y de llorar, tristeza, por eso creo que hubo un debate en redes de que lo estaba superando y lo estaba llevando de forma estoica, sin rebajarse. Pero en la última ha resurgido y es un grito de empoderamiento. ‘Las mujeres no lloran, las mujeres facturan’ hay quien la interpreta como ‘yo me quedé en casa con los niños en su momento y ahora voy a facturar todo lo que tú has hecho’».

¿Cuál es el objetivo?

«Todos los cantantes y escritores escriben en función de lo que les pasa, sus emociones, cómo están... Taylor Swift lo hace muchísimo. Aquí el romance y la infidelidad se hicieron superpúblicas, de ahí el enganche y el dolor. Seguro que las adolescentes están ahora a tope con esto», dice.

De hecho, que fuera un tema de Shakira y Bizarrap no parece casual, sino una vía para conectar con un público más joven. ¿Cuál sería el objetivo de la revancha de Shakira, al margen de lo terapéutico?: «Creo que al principio ella cantaba lo que le gustaba y con Waka Waka ya empezó en el mundo del reguetón, a adaptarse, si no ‘no facturas’. Hizo estas últimas canciones con gente muy potente, a nivel de visibilidad y económica. Bizarrap, además, saca temas muy polémicos, le gustan, porque vende mucho».

Este es un cúmulo de directas. «Salpica» a Piqué y a su pareja «claramente»: «Esto denota una falta de sororidad, pero en la infidelidad también Clara demostró falta de sororidad». ¿Y la suegra?: «Eso es que no se llevan muy bien». «También deberíamos tener en cuenta los hijos —enfatiza Graña—. No es que se hayan dañado con la tercera canción, sino que con la infidelidad ya estaban en boca de todos. Si no hubiera salido a la luz, no hubiera pasado nada». Con niños por medio, «es muy complicado», dice.

Podría tener como telón de fondo una «crisis por lo que la sociedad comenta de la edad, que con los hombres siempre es más aceptada que con las mujeres. Creo que a Shakira le está tocando también ese dolor social por la edad y creo que es terapéutico para ella, pues la creatividad ayuda a sacar la emoción». También al resto: «Nos gusta el salseo». ¡Y los memes!