Lara Rodríguez: «Con 18 años me puse labios por primera vez y en Ponteareas fliparon»

YES

Esta influencer es fan de la medicina estética, «pero también de cualquier cosa que te haga sentir bien». Y reconoce que el posoperatorio del pecho fue duro: «Más de lo esperado porque tuve mucho dolor»

13 jun 2022 . Actualizado a las 08:12 h.

Lara Rodríguez tiene 22 años y el 21 de junio cumplirá 23. «En el 2018 tenía muchas ganas de ponerme labios y yo lo comentaba y la gente me decía que estaba loca, que iba a quedarme como Belén Esteban». Con 18 años se puso ácido hialurónico en los labios por primera vez. «Yo vivo en un pueblo, en Ponteareas, y la gente estaba flipando». Cuenta que siempre fue muy terca, «mi madre me apoyó porque sabía que lo iba a hacer igual. Era algo que tenía claro. No era por ninguna moda o por ninguna influencia, simplemente sabía que era algo que quería». Lara cree que no hay nada más importante que sentirse bien con uno mismo: «Soy fan de la medicina estética, pero también de cualquier cosa que te haga sentir bien. Si tú eres feliz con un corte de pelo o comiendo sano eso es lo más importante, porque es lo que va a hacer que te sientas feliz».

Empezó joven en las redes

Lara (que en Instagram se conoce como @lara.rro) empezó muy joven a compartir contenido en las redes sociales: en el 2017 se lanzó a crear contenido en Instagram y YouTube. «Hace aproximadamente un año me puse pómulo y me corregí la nariz con ácido hialurónico y lo hablo con total normalidad». Y hace dos meses, el primer día de abril, se operó el pecho. «Ahí sí que tenía un poco de miedo porque al final no es un labio o unas uñas, es una operación en la que te están durmiendo y entras en quirófano. Visité muchas clínicas y ninguna me convencía. Al final me operé en Vigo con un doctor maravilloso, que me trató genial y todo salió muy bien». Reconoce que el posoperatorio fue un poco duro, «más de lo esperado porque tuve mucho dolor», pero cuenta que está feliz con la decisión: «De repente es un chute de autoestima muy grande y soy feliz. Para mis amigas la operación fue una sorpresa total, porque no sabían nada. Solo lo sabía mi novio, los padres de mi novio y los míos. Cuando lo comenté en redes, la gente flipaba. Nadie se lo esperaba».

Para Lara, la idea que la gente tiene de la medicina y cirugía estética cambió mucho en los últimos años. «Ahora está mucho más normalizado, antes la gente se escandalizaba mucho más. Ahora, de diez personas, ocho se ponen labio, no es ninguna rareza. Pero aunque avanzó, aún queda recorrido. Tú a una persona que se pone bótox o labio no le puedes decir que está operadísima. No puedes decirme que estoy operadísima porque solo me operé una vez el pecho. Son comentarios que se van arrastrando de atrás, y que solo buscan hacer daño, cuando que la gente se quiera ver bien y mejorar es la cosa más normal del mundo».