Almudena Fernández, fisioterapeuta: «Los hombres también deben entrenar su suelo pélvico»

YES

Almudena Fernández Larrañaga pasa consulta en la clínica Físico, de A Coruña.
Almudena Fernández Larrañaga pasa consulta en la clínica Físico, de A Coruña. Marcos Míguez

«Una gotita ya es incontinencia», advierte la fisioterapeuta coruñesa experta en suelo pélvico y neurorrehabilitación

22 abr 2022 . Actualizado a las 09:07 h.

El suelo pélvico es aún un gran desconocido para muchas personas. Se tiene, pero no se le hace caso, no se entrena «hasta que ya es tarde», señala la fisioterapeuta experta en suelo pélvico Almudena Fernández Larrañaga, que pasa consulta en la clínica Físico, de A Coruña.

Nada de esto es normal, por común que resulte, advierte la especialista: ni las reglas dolorosas ni las molestias o la incapacidad en las relaciones sexuales. Hay un gym para la pelvis.

1. La expresión «suelo pélvico» la asociamos a las mujeres tras el parto. ¿Los hombres también tienen suelo pélvico y problemas debidos a él?

Sí. Todos tenemos pelvis. Los hombres no tienen útero y ovarios, pero sí vejiga, uretra, recto... Toda esa musculatura sostiene estos órganos, deben entrenarla.

2. ¿Problemas más frecuentes?

En mujeres, además de en el embarazo, preparación al parto y recuperación posparto, suelo ver problemas en las relaciones sexuales, de dolor o incapacidad. La fisioterapia de suelo pélvico trata las contracturas que imposibilitan tener relaciones. Y ayuda cuando hay pérdidas de orina.

3. ¿Cuándo debe preocuparnos que se escapen unas gotitas?

Una gotita ya es incontinencia y habría que tratarla. La edad es un factor de riesgo. A mayores, si hacemos trabajo de fuerza en el gimnasio o un deporte como crossfit o powerlifting, deberíamos saber cómo gestionar esa presión en el suelo pélvico.

4. ¿Un suelo pélvico contracturado causa disfunciones sexuales?

Sí, esas contracturas pueden estar detrás de problemas sexuales. A veces, se deben a que la musculatura tiene una hipertonía o que el conducto vaginal se haya cerrado. Eso se trabaja con fisio de suelo pélvico. Hay una especie de cajón desastre, que es el dolor pélvico crónico, que visibiliza la asociación Adopec. Ahí verás neuralgias del nervio pudendo, que se dan cada vez más en gente joven.

5. ¿Por qué?

Hay que valorar cada caso, pero muchas veces se deben a estar sentado mucho tiempo.

6. ¿Cuándo debería ir un hombre a fisioterapia de suelo pélvico?

Además de por neuralgias del nervio pudendo, ante operaciones de cáncer de próstata, para evitar después problemas de erección en las relaciones sexuales y pérdidas de orina. Antes de una cirugía, está bien hacer una valoración y enseñar ejercicios para que la musculatura esté preparada para la operación.

7. ¿Cuándo es necesaria esta fisio en mujeres?

De cara a un parto, pero incluso es conveniente seis meses antes de un embarazo, por si hay algo que cambiar. Hace que el parto sea más activo por tu parte. Conoces tu cuerpo y sabes cómo ir dirigiendo el proceso. La tos crónica, el estreñimiento y el sedentarismo son factores que dañan el suelo pélvico, tanto en hombres como en mujeres.

8. ¿Ayuda a aliviar reglas dolorosas?

Sí. La menstruación no debe doler. El dolor de regla es muy común, pero no es normal; nos avisa de que algo no está bien: la alimentación, el suelo pélvico o varias cosas a la vez. Hay que huir de eso que te dicen de «es lo que te toca por ser mujer». Ser mujer no tiene que doler.

9. ¿Deberíamos hacer «gym» de suelo pélvico regularmente?

Sí. En mi opinión, deberíamos hacer entrenamiento de esta musculatura siempre, como del resto del cuerpo. Hay que moverlo y fortalecerlo, pero del suelo pélvico solemos acordarnos tarde.

10. ¿En qué otros casos particulares ayuda este tipo de fisioterapia?

En pacientes trans después de una intervención quirúrgica de reasignación.