Ellos viven en las calles más caras de Galicia: «No cambio vivir aquí por un edificio entero en otra zona»

YES

El ourensano José Nogueira en la calle del Paseo
El ourensano José Nogueira en la calle del Paseo Miguel Villar

Cuatro vecinos que residen en las calles con la vivienda más cara de cada provincia gallega, según el último estudio de Idealista, cuentan qué las hace tan cotizadas. Vivir en ellas, dicen, no tiene precio

10 oct 2021 . Actualizado a las 23:29 h.

Plaza de Lugo, a coruña

Carmen Alonso: «Ahora es la calle más cara de Galicia, pero yo ya nací en ella»

Carmen tiene 37 años y nació en la que acaba de ser nombrada como la calle más cara de Galicia. Así lo concluye un estudio del portal inmobiliario Idealista, que analizó el precio medio absoluto de todo tipo de viviendas anunciadas en una misma calle. Para evitar distorsiones en los datos, solamente tuvieron en cuenta aquellas vías que contaban con un mínimo de diez anuncios. Por tanto, el informe solo muestra los precios medios de las calles, lo que no significa que sean las viviendas en venta más caras de cada mercado.

Un piso como el de esta coruñesa en el corazón comercial del centro de A Coruña cuesta hoy de media 797.500 euros, que responden a una localización privilegiada. Pero eso no ha sido siempre así, ni la plaza de Lugo ha estado históricamente revestida de su actual halo de glamur. Lo sabe bien esta coruñesa que la ha visto crecer con ella. «Hace veinte años esto no era así, y al haberlo vivido notas mucho la diferencia. Antes había densidad de tráfico, coches en doble fila y mucho ruido. Sin duda le dio un impulso la renovación del mercado», apunta.

ANGEL MANSO

Y es que la reforma de la emblemática plaza de abastos da Guarda en el 2006 la convirtió en todo un reclamo en sí misma. Más aún, desde que muchas de las firmas comerciales con mayor tirón comenzaron a rodearla. Eso, junto con la peatonalización de su espacio circundante y la oferta hostelera que lo acompaña también en sus calles aledañas, lo convirtieron en el punto neurálgico de las compras en la ciudad.