Cómo reducir gastos para llegar a final de mes

YES

-

Un agujero en el bolsillo. Si eres de los que tienen la cuenta a cero antes de acabar el mes, te damos algunos consejos para evitarlo. No dejes que la subida de la cesta de la compra, la del precio de la luz y del gas se conviertan en una auténtica pesadilla. Plántale cara a tu economía doméstica

29 sep 2021 . Actualizado a las 02:48 h.

No hay fórmulas mágicas para ahorrar. Porque si tienes cuatro manzanas y te comes las cuatro, dejarás de tenerlas. Las matemáticas son así. Exactas. Y si cobras 1.500 euros y te los gastas antes del día 30, en tu cuenta no quedará más que un terrorífico descubierto que tu banco se encargará de recordarte. Y sí, son malos tiempos para el ahorro, vista la escalada de los precios de la luz, del gas y de la cesta de la compra. Pero precisamente por ello es ahora cuando deberás vigilar con mayor celo tus gastos y no dejarte llevar por los impulsos. Por eso te vamos a dar algunas claves, de la mano de los expertos, para que puedas llegar a final de mes sin sobresaltos.

No hace falta ser un analista financiero para comprobar cómo se puede ir gran parte de tu sueldo en la cesta de la compra si entras más veces de lo debido en el súper. Un aspecto importante a tener en cuenta es que localices el establecimiento más barato de tu zona. Parece una tontería, pero, según calcula la OCU, esto puede suponer un ahorro significativo de «entre 247 y más de 3.000 euros al año, dependiendo de la localidad», lo que de media se traduce en unos «970 euros al año para una compra estándar».

Si quieres averiguar cuál es el supermercado más barato de tu zona, en la página web de la OCU tienes un buscador en el que si pones tu dirección, te aparecerán ordenados desde el más barato al más caro. Pero el ahorro en este aspecto no solo está relacionado con la selección del establecimiento. Esta organización también recomienda dejarse «tentar por las ofertas de productos frescos» que sean de temporada siempre y tener mucho cuidado con las ofertas de los packs familiares, o del tipo 3x2 o 2x1, envases ahorro y demás: «No pienses que comprar sistemáticamente este tipo de ofertas es la mejor manera de ahorrar, porque no es así. Además, puedes llevarte sorpresas, como las timofertas que la OCU lleva años denunciando». Y aconseja fijarse no en el precio por unidad, sino en el precio por kilo o litro: «Esa es la mejor manera de comparar precios y ver si esa presunta oferta realmente sale más económica». Otra cuestión a tener en cuenta en las ofertas es la fecha de caducidad, porque si es demasiado próxima, probablemente acabe en el cubo de la basura.