Inma, madre soltera: «Mellor ter á miña filla soa que tela con calquera»

Carme D. Prol / S.F

YES

Inma es madre de una niña de 2 años que tuvo sola porque no quería esperar a una pareja para la maternidad.

26 sep 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Con 25 años, Inma Souto ya sabía que quería ser madre y que tener pareja o no tenerla no iba a ser un factor decisivo en ello. Así fue, con 38 años tuvo sola a su hija Sara, que tiene ahora 2 años. Viven juntas en Tordoia, cerca de Ordes, donde la pequeña también tiene a sus abuelos, que ayudan a Inma a cuidarla.

«Na decisión de ter á miña filla soa tamén influíu unha mala experiencia que tiven cunha parella, por temas de maltrato psicolóxico. Tiña medo de que tipo de persoa ía ser o pai da miña filla, por experiencia propia e por outras. Por iso sempre dixen que prefiro tela soa que con calquera, non temos que ter medo a iso», cuenta la madre. Cuando dio el paso y decidió someterse a un proceso de inseminación artificial contó con el apoyo de sus padres y de su círculo más cercano, aunque también tuvo que enfrentarse a algunos prejuicios: «Na aldea hai xente que parece moi progresista pero ten a mente cerrada e non pensaba que podía ter unha filla soa. É outra cousa contra a que tes que loitar».

Inma acudió a la Seguridad Social y consiguió el embarazo después de dos inseminaciones: «Estou moi contenta pola atención e tiven moita sorte». Lo complicado llegó después, Sara nació prematura por lo que tuvo que pasar 15 días en la incubadora, unas semanas en las que Inma dependía de sus padres para poder ir al hospital a verla, ya que se estaba recuperando de la cesárea. «Ao estar soa dependes de alguén, eu teño aos meus pais e estou moi axudada, pero o que máis boto en falta é ter un relevo. Os primeiros cinco meses son moi duros, especialmente as noites, por iso gustaríame ter a alguén que puidese erguerse tamén... Aínda que non sei se outras mulleres con parella o teñen», recuerda Inma.