¿A qué esperas para probar estos restaurantes?

YES

VÍTOR MEJUTO

Una carta de lo más apetecible y mucha ilusión y ganas de puertas para dentro, están siendo las claves del éxito de estos locales que acaban de abrir

21 sep 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Existe la creencia, para muchos, de que en septiembre arranca el año. En el sentido escolar, a nivel de propósitos, de actividades... y por qué no: culinario. Hoy en YES te traemos algunas propuestas para estrenar la temporada gastronómica. Son tres locales de A Coruña, Vigo y Ourense, aunque seguro que hay muchos más, que han abierto sus puertas recientemente, y que están teniendo muy buena acogida.

 Uno de ellos es Nomade, la última apuesta del grupo Mamá Chicó. Precisamente está ubicado al lado de este último en la calle Picavia de A Coruña. Hace apenas cuatro semanas que abrieron, en pleno agosto, un mes muy bueno a nivel de hostelería en la ciudad, por lo que sus dueños señalan que «el verdadero termómetro llegará ahora». «En Nomade buscamos el origen del producto fresco, prácticamente todo se hace a la brasa, buscando la cocina de fuego, la básica, con productos de la tierra y del mar», señala Martín Presumido, uno de los socios. Cuatro son los pilares en los que se asienta su filosofía: verduras, productos del mar (desde mariscos con concha hasta pescados) «aunque no es una marisquería» y carne a la brasa. La cuarta pata es la propuesta más rompedora: una oferta líquida artesana. «Los restaurantes toda la vida nos hemos dedicado a hacer una oferta de comida, nos curramos una carta muy chula, pero después cuando llegas a la mesa, te abren una Cocacola, una botella de cerveza o vino. Todos productos envasados, industriales, y en su mayoría con conservantes. Sin embargo, nosotros hemos decidido, además de currarnos la oferta de comida, que en eso somos uno más, ofrecer una carta líquida. No hay Fanta ni Cocacola, si la quieres, te la hago. Cojo una naranja exprimida, agua carbonatada, estevia y te hago un refresco de naranja», señala Martín. Además de refrescos naturales, tienen unas sangrías espectaculares y unos licores macerados por ellos mismos.

VÍTOR MEJUTO

Aunque podría ser el primer local que no cuenta con ningún tipo de refrescos a los que estamos acostumbrados, Martín asegura que no se trata de una apuesta arriesgada. Advierte que la clave es comunicarlo bien, por ejemplo, cuando alguien comenta cuánto tarda la bebida. «Es que te la estamos haciendo al momento», responde a la vez que señala que de momento la propuesta ha encajado muy bien entre los comensales. Casi tanto como la milanesa de presa ibérica que se ha convertido en el plato estrella. «En mi tierra es muy típica la milanesa grande, y quisimos hacer algo así pero al gusto de los españoles. Además, la puesta en escena de este plato es increíble, y está teniendo una acogida espectacular. Estamos comprando 50 kilos de carne a la semana», asegura el empresario que igual que en su día quiso hacer de las pizzas en Mamá Chicó un producto gourmet, ahora quiere seguir el camino con el clásico filete rebozado.