«La isla» sube el nivel de las tentaciones

Javier Villaverde / S. F.

YES

MEDIASET

El regreso de uno de los formatos estrella de la televisión ha hecho que las redes intenten descubrir todos los secretos de esta temporada, que cuenta con las parejas más volátiles de las primeras ediciones. Una última prueba de resistencia al amor con nuevas reglas y mucho drama asegurado

08 sep 2021 . Actualizado a las 11:41 h.

Vuelve «La Isla de las Tentaciones», pero esta vez más interesante que nunca. Bajo el título «La Última Tentación», el programa se llena de caras conocidas, con parejas y tentadores que ya han pasado antes por las villas más famosas de la televisión. Fani y Christofer, Lucía e Isaac (Lobo) y Lester y Patry han aceptado el reto de volver a comprobar si su amor está afianzado después de su primera vez en el concurso. Andrea hará lo propio con Roberto y Mayka con Alejandro, relaciones que empezaron fuera del concurso. Por otra parte, Bela, Cristian, Gonzalo, Jesús, Julián, Marina, Manuel, Marta, Óscar, Pablo y Stefany serán los encargados de poner a prueba a las parejas.

El programa ha sido un éxito desde su primera edición. En numerosas ocasiones superó la barrera de los tres millones de espectadores y en Twitter ha generado más de 14 millones de mensajes, según datos de Barlovento Comunicación. Tal es el fenómeno que las primeras entregas solo presentan a las parejas, por lo que, en principio, no se desvelan muchos secretos, pero el ruido en redes se mantiene: «El formato consigue generar en el espectador cierta ansiedad por seguir su desarrollo y así no perder el hilo de las distintas relaciones o de los cotilleos que ocurren en el formato. Además, estos contenidos retroalimentan a otros programas de la cadena, por eso el seguidor de Telecinco es tan fiel al canal», comenta Joaquín Martínez, analista de la consultora.

«La isla» regresa con un giro trascendental. Se comenta que el programa ha decidido poner contra las cuerdas a sus concursantes. Esta vez, se ha optado por obligar a dormir a cada miembro de la pareja con sus «cuentas pendientes», es decir, con los tentadores. A esto se suma el «círculo de fuego», donde cada uno se enfrentará a los participantes con los que tiene asuntos por cerrar. Además, vuelve «la luz de la tentación», pero no se van a contar los motivos por los que se activa. Como comentó para este medio la sexóloga Raquel Graña, esta «actúa como un desencadenante emocional de alarma. A medida que pasa el tiempo la sospecha aumenta. Tienen menos contacto con su pareja, no hay una base sólida de comunicación, confianza y respeto establecida... Así que su cabeza comienza a dar vueltas y vueltas creándose todos los escenarios posibles». Todo apunta a que esto va a generar más altibajos que nunca en las relaciones y las redes ya especulan sobre el desenlace de muchas de ellas.