¿Cómo sé de qué bicho es esta picadura?

Javier Villaverde / M. V.

YES

Zbynek Pospisil

El calor y las zonas húmedas conforman el escenario perfecto para que los insectos ataquen, especialmente a primera y a última hora del día. Te revelamos los mejores aliados para evitar los temidos pinchazos del verano

09 sep 2021 . Actualizado a las 18:37 h.

En épocas de altas temperaturas, es habitual que proliferen los insectos y, con ellos, las picaduras. Es difícil encontrar a alguien que sobreviva al verano sin haberse llevado un pinchazo. La mayoría no conllevan riesgos y se quedan en un molesto picor y una marca durante unos días, pero, dependiendo del tipo, pueden generar una reacción diferente. Los principales riesgos suelen presentarse en personas alérgicas, que suelen ser conocedoras de su condición e ir preparadas. Sin embargo, es interesante conocer los síntomas de determinadas picaduras y, sobre todo, cuándo deberíamos alarmarnos. Para evitar sustos, Amanda Dutruc, farmacéutica en DosFarma, la alergóloga Alicia Cosgaya, la dermatóloga María Jesús Suárez y el farmacéutico Ramón Sáez nos dan los consejos para identificar qué insecto nos ha atacado, la forma de curar los pinchazos y cómo evitar que se repitan.

LOS MÁS COMUNES

En Galicia, la picadura que más se repite es la de mosquito, aunque los especialistas concuerdan en que pocas veces suponen un peligro: «No hay que darles tanta importancia porque apenas hay casos escritos de alergia», afirma Alicia Cosgaya. Lo mismo ocurre con las de hormigas, arañas u otros artrópodos, que no suelen producir reacciones graves. «Lo más frecuente son las pápulas pequeñas o bultitos rojos, que pueden ser de mosquitos», dice María Jesús Suárez. «Las que más nos preocupan son las de las abejas y las avispas, entre ellas la velutina», comenta Cosgaya. La alergóloga aclara que esta especie inocula mucho más veneno y sus picaduras suelen estar asociadas a situaciones en las que te predispones a que te ataquen muchas, por eso los síntomas son más intensos. Sobre estas, Ramón Sáez dice que suelen provocar «una reacción más potente a nivel de dolor e inflamación de la piel». Dutruc explica que causan «enrojecimiento, calor e hinchazón», además de dejar una marca blanca en el centro.

Las abejas, probablemente, dejarán el aguijón, por lo que Suárez explica que se debe desinfectar la zona con alcohol y quitarlo con una pinza «lo más aséptica posible». Sin embargo, Amanda Dutruc desaconseja su uso, pues «puede que exprimamos el saco del veneno e inyectemos más cantidad» y recomienda «rasparlo» con la uña u otro objeto.